Print Friendly, PDF & Email

La Verdad

English – Spanish

¿Quién ha sabido que el Día del Señor, el Gran Día del Juicio llega en el siervo ungido de Dios que viene sin advertencia, fanfarria u observación? ¿Quién ha sabido que Él no solo viene como ladrón, sino que también permanece y actúa como tal y deja los hogares que ha visitado con sus debidos juicios, mientras que la mayoría no lo sabe hasta mucho después?

 

Yo Soy la Verdad.

Yo juzgo todas las cosas,

Y todas las cosas vienen delante de Mí,

Criaturas grandes y pequeñas,

Joven y viejo,

Tonto y sabio.

Yo presido,

Aquí y ahora.

Todo está bajo Mi escrutinio;

Yo Soy el gran trono blanco;

Yo Soy el que Soy.

 

Todos se detienen delante de Mí;

Todos son probados,

Todos son hechos manifiestos,

Todos son sentenciados,

Todos son recompensados

Según los pensamientos de sus corazones,

Las palabras de sus labios,

Las obras de sus manos.

Ningún hombre está exento,

Incluso ni por un momento

 

Yo juzgo al santo,

Yo juzgo a los paganos;

Yo castigo al malhechor

Y recompenso a los justos,

Justo donde están parados.

Nadie puede escapar de Mí;

Ya sea Mi ira

O Mi recompensa,

Ellos reciben sus justas cuotas.

 

El necio Me desprecia,

Es ciego a Mi presencia,

Ignorante de Mi poder.

Despreciativo de Mi Ley;

Él perece.

 

Los sabios Me aman

Y Me honran

Y son bendecidos,

Prosperando en todas las cosas.

 

Lethbridge, Alta., Marzo 1986