Print Friendly, PDF & Email

Dios Ha Dejado de Guiñar el Ojo

Spanish – English

Un amigo de Europa hizo el siguiente comentario al final de una carta reciente. Incluimos nuestra respuesta al tema planteado, el cual tiene aplicación para todos.

“Me encantan “Los Temas de la Vida” pero creo que a veces ustedes son demasiado agresivos. Yo sé que solo hay una Verdad y muchas veces siento ganas de gritarle a la gente por no verla, pero algunos son más sensibles y ‘delicados’ que otros.”

Estás equivocada, Emanuela, en lo que percibes que estamos haciendo. No estamos alzando nuestras voces a personas que no pueden ver lo que vemos. Sabemos muy bien que sólo podemos ver por la gracia de Dios, y si a otros no les es dado lo mismo por Él, ¿quiénes somos nosotros para esperar lo imposible? Más bien, estamos contendiendo con aquellos que profesan ver, pero no ven. Hay un mundo de diferencia entre lo que crees que estamos haciendo y lo que realmente estamos haciendo. Jesús vino a traer vista a los ciegos. De Él fue escrito: “La caña cascada no quebrará” (Mateo 12:20). Sin embargo, Él también contendía “agresivamente” con aquellos que no podían ver aunque ellos pensaban y actuaban como si pudieran, y en falsa confianza resistían a Dios y eran contrarios a Sus caminos. Jesús los llamó hipócritas. Nosotros estamos haciendo lo mismo. ¿Cómo? Por Él. Él todavía vive. Es así de simple. Él vive en nosotros. Él prometió que así vendría.

“Y de cierto os digo que no Me veréis, hasta que venga el tiempo en que digáis: Bendito el que viene en el Nombre del Señor” (Lucas 13:35).

¿Somos demasiado agresivos? Quiero hacerte una pregunta. ¿Fue Dios demasiado agresivo cuando envió el huracán Katrina a Nueva Orleans y la Costa del Golfo? ¿Qué tal cuando envió a Hitler a guiar a los alemanes a conquistar Europa y la posterior matanza, matando a millones de judíos en el proceso? ¿Qué hay de las masacres más recientes de Ruanda? ¿Qué hay de Jerusalén en el año 70 DC, cuando las cruces de esos judíos crucificados eran tan gruesas que era difícil para una persona caminar por la ciudad llevándolas? ¿Qué tal el reciente tsunami en Asia?

¿Qué tal algo más personal e individual, para ayudarnos a considerar lo que realmente está en juego? ¿Qué hay de aquellos con quienes hablamos que mueren, o sufren enfermedades terribles y dificultades indecibles porque se burlan de, o blasfeman, la Palabra del Señor? ¿Qué hay de Stan, quien, porque le advertimos que no siguiera a una falsa profetisa, nos echó de su casa y luego él profetizó que yo moriría de un ataque al corazón y que Víctor sería enterrado en una tumba sin nombre? Tres años después de la primera vez que escuchamos de Stan, él murió de un ataque al corazón, y fue incinerado; su familia lo hizo porque no reconocían ni rendían honor al hombre en el que se había convertido siguiendo a la falsa profetisa. Fue su tumba la que estaba sin marcar. ¿Fue Dios demasiado agresivo?

¿Qué hay de Pascal, que vino a nosotros pidiendo recibir el bautismo en el Espíritu? Como no teníamos la libertad de ponerle las manos encima, se volvió en amargura y buscó el bautismo por sí mismo. En lugar de ello, recibió un espíritu maligno, y aunque tratamos de advertirle del mal camino que estaba tomando, este espíritu lo mató en un breve período de tiempo. Él sólo tenía 33 años, y los médicos que le hicieron la autopsia al no encontrar una causa de muerte, concluyeron que la causa era “espiritual”. ¿Fue Dios demasiado agresivo?

¿Qué hay de Peggy, que tenía cáncer en el cerebro? Le hablamos sobre el arrepentimiento de sus pecados. Ella profesaba ser cristiana, y que no tenía pecados que confesar. Ella dijo que también tenía “1,000 personas orando” por ella, y un pastor para que la guiara. Ella básicamente nos dijo que nos fuéramos al infierno. Sus compañeros de oración y el pastor la llevaron a la tumba un año después. ¿Fue Dios demasiado agresivo?

¿Qué hay de Nathan, un compañero distribuidor de dispositivos de salud y doctor médico, que era un hombre muy amable y servicial a todos? Sin embargo, él no escuchó ni consideró nuestra gentil protesta de su enseñanza a la gente de que podían ser cualquier cosa que quisieran lograr con sus mentes, la cual es una enseñanza malvada, falsa y dañina que niega la soberanía y la bondad de Dios en lo que Él determina que cada persona debería tener. Además, Nate habló cosas que no debió acerca de Dios y el Cielo, metiendo su nariz donde no pertenecía, y cuando Víctor le escribió amablemente sobre esto también, el volvió a ignorar nuestras palabras. Dentro de un mes murió de un ataque al corazón. ¿Crees que Dios fue demasiado agresivo al hacer eso? ¿Quizás Víctor debió de haber hablado con más firmeza?

Podría continuar con muchos otros ejemplos de personas con las que hemos hablado que han sufrido horriblemente debido a sus actitudes y respuestas que han provocado la ira de Dios sobre ellos. (Y esos sólo son los que conocemos, la punta del iceberg) Sí, ésta es la ira de Dios. ¿Quién más está dirigiendo el espectáculo? ¿Por qué otra razón le suceden estas cosas a la gente, Emanuela? ¿Realmente crees que no hay ninguna conexión con las tragedias de la vida y nuestra condición espiritual y reacción a la Palabra de Dios? ¿Tú crees que Él no quiere que la gente sepa que se están destruyendo a sí mismos? ¿Realmente crees que Él no está dispuesto a que hablemos contra los males que perpetúan estas cosas, y que lo hagamos agresivamente, con todas nuestras fuerzas? ¿De qué otra manera sabrá la gente, y posiblemente se arrepentirán? ¿De qué otra manera se darán cuenta los simples? ¿Tú crees que los pecadores abandonarán sus pecados porque Dios es tipo tan amable, como Papá Noel, que les dará lo que quieran si son buenos? Los “cristianos” tontos pueden creer eso, pero los paganos más sabios en su generación saben que las cosas no funcionan de esa manera. Es un soborno perverso, ante el cual Dios es inmune.

Quiero decirte algo. A la gente no le gusta nuestro hablar agresivo, pero a Dios le encanta. Él está muy complacido cuando nosotros, por Su Espíritu y en Su justicia, confrontamos el mal en términos inequívocos. Es una gran alegría para Él cuando las personas dan su vida, sabiendo el ostracismo y el odio que el mundo les mostrará, para decirle al mundo sus pecados, específicamente. ¿De todos modos, qué Biblia estás leyendo? Aquí está algo en la mía, que resume lo que está sucediendo y cómo son las cosas, que es diferente de cómo tú percibes que son. Escucha cuidadosamente:

Números 25:1-13

(1) Y habitó Israel en Sitim, y el pueblo comenzó a fornicar con las hijas de Moab;

Desobedeciendo a Dios, mezclando carne y espíritu, la gente se prostituyó detrás de otros dioses, como veremos.

(2) Las cuales llamaron al pueblo a los sacrificios de sus dioses; y el pueblo comió, y se inclinó a sus dioses.

Ellos cometieron fornicación en la adoración de dioses extraños.

(3) Y se acercó el pueblo a Baal-peor; y el furor de Jehová se encendió contra Israel.

Dios está enojado con Su pueblo, y con los que enseñan estas cosas; ¿Crees eso? ¿Escuchas?

(4) Y Jehová dijo a Moisés: Toma todos los príncipes del pueblo, y ahórcalos a Jehová delante del sol; y la ira del furor de Jehová se apartará de Israel.

Su ira es feroz.

(5) Entonces Moisés dijo a los jueces de Israel: Matad cada uno a aquellos de los suyos que se han juntado a Baal-peor.

Jesús dijo: Teme más bien Aquél que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno (Mateo 10:28).

(6) Y he aquí un varón de los hijos de Israel vino y trajo una madianita a sus hermanos, a ojos de Moisés y de toda la congregación de los hijos de Israel, que estaban llorando a la puerta del tabernáculo de la congregación.

Cuando el mal se ha propagado como un cáncer, las personas no tienen vergüenza ni temor de Dios o de Sus siervos.

(7) Y lo vio Finees, hijo de Eleazar, hijo de Aarón el sacerdote, y se levantó de en medio de la congregación, y tomó una lanza en su mano:

Cuando Jesús expulsó a los cambistas del Templo, se dijo de Él: “El celo de Tu Casa Me consume” (Salmo 69:9).

(8) Y fue tras el varón de Israel a la tienda, y los alanceó a ambos, al varón de Israel, y a la mujer por su vientre. Y cesó la mortandad de los hijos de Israel.

Por la agresividad de un hombre de fe, la plaga de Dios se detuvo.

(9) Y murieron de aquella plaga veinticuatro mil.

Sin duda los que murieron se ofendieron con los “malos modales” de los que amaban a Dios, como Finees.

(10) Entonces Jehová habló a Moisés, diciendo:

Dios le habló al que emitió fielmente Sus juicios “agresivos”.

(11) Finees, hijo de Eleazar, hijo de Aarón el sacerdote, ha hecho tornar Mi furor de los hijos de Israel, siendo celoso por Mi causa entre ellos: por lo cual Yo no he consumido en Mi celo a los hijos de Israel.

Un hombre desvió Su violencia por su celo violento,

(12) Por tanto diles: He aquí Yo establezco Mi pacto de paz con él;

Y ganó la paz.

(13) Y tendrá él, y su simiente después de él, el pacto del sacerdocio perpetuo; por cuanto tuvo celo por su Dios, e hizo expiación por los hijos de Israel.

Esto no es algo pequeño para Dios. ¿Cuántas otras veces has escuchado de Él diciendo algo así?

Emanuela, ¿ves o tienes alguna idea ahora de lo que está en juego? ¿Tú crees que desalentamos a los que buscan la verdad? Eso no es así; los alentamos. Sé que nosotros somos alentados también. Ya basta; es suficiente.

“Cuando los justos aumentan, el pueblo se alegra; pero cuando el impío gobierna, el pueblo gime” (Proverbios 29:2).

El mundo va tras todo tipo de dioses falsos, y el peor de ellos es el falso amor que “respeta” al individuo y no le dice la verdad que es difícil y requiere arrepentimiento. ¿Dime cuánto respetó Dios a los residentes de Nueva Orleans, cuando su cuidad fue inundada? ¿Crees que no se les advirtió sobre sus males y la condición peligrosa de su cuidad? ¿Dónde estaba el falso dios de amor cuando se dio esa advertencia? Te diré – arrullando a todos con mentiras, como las de que Dios nunca los dejaría ni lo castigaría en sus pecados.

“Y curan el quebrantamiento de la hija de Mi pueblo con liviandad, diciendo: Paz, paz; y no hay paz” (Jeremías 6:14).

¿Cómo? ¿No han oído que Sus advertencias no son vacías o en vano?

“Volveos a Mi reprensión: he aquí, derramaré Mi Espíritu sobre vosotros, os haré conocer Mis palabras. Porque He llamado y habéis rehusado oír, He extendido Mi mano y nadie ha hecho caso; habéis desatendido todo consejo Mío, y no habéis deseado Mi reprensión; también Yo me reiré de vuestra calamidad, Me burlaré cuando sobrevenga lo que teméis, cuando venga como tormenta lo que teméis, y vuestra calamidad sobrevenga como torbellino, cuando vengan sobre vosotros tribulación y angustia. Entonces Me invocarán, pero no responderé; Me buscarán con diligencia, pero no Me hallarán; porque odiaron el conocimiento, y no escogieron el temor del Señor, ni quisieron aceptar Mi consejo, y despreciaron toda Mi reprensión; comerán del fruto de su conducta, y de sus propias artimañas se hartarán. Porque el desvío de los simples los matará, y la complacencia de los necios los destruirá. Pero el que Me escucha vivirá seguro, y descansará, sin temor al mal” (Proverbios 1:23-33).

¿Son las personas de Nueva Orleans y de la Costa del Golfo más pecadores que todos los demás para sufrir este juicio? No, y a menos que se arrepientan, todos sufrirán y perecerán igualmente, como dijo Jesús, y aun así dice.

¿De qué estamos hablando, de “arrepentimiento”? Obviamente no estamos hablando de lo que millones de personas piensan que ya tienen. De lo que estamos hablando es esto: Un violento giro hacia Dios, no por un día, no dependiendo de cuánto tiempo tu voluntad pueda aguantarse y mantener el entusiasmo, sino para siempre, de una vez por todas, no rehusándole nada de Él, sino reconociendo todo como Suyo, y Su voluntad siendo la única preocupación. Nada menos que esto vale la pena o es aceptable. Una entrega y compromiso completo de hacer lo correcto en Sus ojos es la única manera. Es cierto que solo Él puede otorgarle a uno este honor; sin embargo, hablamos Su Palabra viviente que hace que las cosas surjan de cosas que no parecen. Por lo tanto, Su poder está presente para completar.

Y quiero decirte más. Si las personas de Nueva Orleans persisten en costumbres y prácticas degeneradas incluyendo los desfiles de homosexuales, Mardi Gras, las borracheras, las inmoralidades sexuales y las prostituciones religiosas que se practican en todo Estados Unidos, entonces queda constancia aquí y ahora que lo estamos diciendo que será inundado de nuevo, y esta vez nunca será reconstruida. ¿Puede el hombre, en su arrogancia, reconstruir lo que Dios destruye por el pecado, sin arrepentimiento de ese pecado? El presidente, el gobernador, el alcalde y “todos los hombres del rey” no pueden anular el Cielo, el trono de Dios y Sus decretos.

El juicio no está aquí solo para Nueva Orleans. No está aquí solo para América. No está aquí solo para América del Norte. El juicio está aquí para el mundo. Europa no puede volverse demasiado arrogante o altiva al ver el colapso de los Estados Unidos. Su día está aquí también. China puede estar esperando entre bastidores como la próxima superpotencia, pero no deben pensar que escaparán el juicio. Verdaderamente, el mundo entero está bajo el poder del maligno, y es juzgado en conjunto. No hay nación justa. No hay personas justas. Jesús dijo que no habría fe en la tierra cuando Él regresara. Así es.

¿Qué tienes que decir, Emanuela? ¿En qué lado de la cerca estás? No es posible permanecer en el medio. El día para la tibieza ha terminado.

Contendiendo por la fe, ejecutando Su juicio y reprendiendo a los impíos como miembro de esa gran compañía que profetizó Enoc, de aquellos que aman Su aparición,

Paul.

La respuesta de Emanuela:

Hola Paul,

Muchas gracias por tu gran respuesta. Estoy totalmente de acuerdo contigo y llegué a comprender que tú y Víctor están contendiendo con aquellos que profesan ver y no ven. Paul, estoy tan triste porque yo quisiera que hubiera una manera de hacer que la gente entienda. Yo sé que tienes razón, estás hablando con personas que creen que conocen la Palabra de Dios, pero a través de sus palabras no lo parece. Yo no conozco la Biblia tan bien como tú la conoces y la sabes, hay muchos “falsos profetas”. Solo puedo orarle a Dios para que me muestre quién es de Él para yo confiar en esta persona. En tus cartas, hay mucha autoridad y conocimiento. Supongo que es por eso que no puedo esperar para leer el próximo “Temas de la Vida” … ¡es como una adicción! Desafortunadamente, no tengo una iglesia adónde ir por el momento y extraño adorar con otros creyentes. Yo leo mi Biblia, (Biblia de estudio NIV – Zordervan) yo oro y doy gracias a Dios por la salvación. Yo sé que soy una pecadora y necesito Su misericordia. Le doy gracias por esta vida maravillosa que me está dando, le pido, que Él llame a mi esposo y a mis padres a Su reino y que siempre guarde a mis hijos.

Gracias por el testimonio que escribiste sobre Peggy, Nathan, Stan, etc.… Yo sé y entiendo tu mensaje. Aunque no lo veas, ten en cuenta que leo todas tus cartas, simplemente no tengo el tiempo para responder a cada frase, me gustaría que estuvieras en la ciudad y pudiéramos reunirnos, ¡soy más rápida hablando que escribiendo!

Bueno, por el momento tengo que decir buenas noches.

Que Dios te bendiga…Yo sé que Él lo hace.

Agradecidamente

Emanuela

P.D. Perdón por mi mal ingles…

La respuesta de Paul:

Buen día, Emanuela,

Eres muy bienvenida a lo que tenemos que darte. Es nuestro honor, deber y privilegio compartir contigo. Algo que también debes saber es que Dios, Quien nos ha concedido ver, también no les ha dado a otros que vean en este momento. Como dijo Jesús:

“Y respondiendo Él, les dijo: Porque a vosotros se os ha concedido conocer los misterios del reino de los cielos, pero a ellos no se les ha concedido” (Mateo 13:11).

Entonces, no te preocupes tanto ni te incomodes por la ceguera de los demás. Considera que es Dios, y no las personas, Quien está en control.

En esto podemos tener paz, dándole gracias a Dios por cómo son las cosas. Esto no significa que no hablemos, porque somos enviados por Él para hablar. ¿De qué otra manera Él juzgará (corregirá) a los demás y traerá personas a la fe? Reconocemos que Dios gobierna sobre todo y trae a cada persona al conocimiento de Él como Dios y Salvador en su tiempo. Todos están aquí en la tierra por la voluntad de Dios, ninguna diferencia con nosotros, tanto los que están en contra de Él como los que creen. Cada uno tiene su propósito según la voluntad de Dios. Recuerda lo que Dios le dijo a Faraón: “Para esto mismo te he levantado…”

Tu inglés esta bien, no necesitas disculparte. ¿Tal vez debería pedirte disculpas yo por tener poca a ninguna habilidad para hablar alemán? Hacemos lo que podemos. Quizás algún día te veremos. Nos gustaría mucho eso. El Señor te bendiga Emanuela, para creerle y para conocerlo tal como Él es.

No te preocupes por encontrar “una iglesia”. Si tú abandonas lo que quieres tú por seguir el Pastor, Él se hará cargo de ti y de todas tus necesidades. No busques al hombre, busca a Dios, y tendrás 100 veces más en esta vida, y heredarás la vida eterna (Mat. 19:29).

Por cierto, la NIV no es una buena traducción. ¿Estás leyendo en inglés? ¿Tienes E-Sword (www.e-sword.net) en tu computadora? Puedes ver muchas traducciones diferentes allí y puedes comparar versículos uno al lado del otro. Hay versiones más precisas y veraces que la NIV.

Paul

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *