Print Friendly, PDF & Email

En defensa de la Inspiración de Dios Extra Bíblica

English – Spanish

Limitando a Dios a una Biblia Limitada

“Y hay también muchas otras cosas que Jesús hizo, las cuales si se escribiesen una por una, pienso que ni aun en el mundo cabrían los libros que se habrían de escribir. Amén” (Juan 21:25 RVG).

Preguntas importantes que exigen respuestas honestas y profundas:

1) ¿Quién determinó el Canon Bíblico (los libros que comprenden lo que conocemos como la Biblia)? ¿Y quién determinó que no debía agregarse más? ¿Fue Dios o los hombres?

2) ¿De qué se trata todo eso de la composición de la Biblia y la acumulación establecida de sus libros?

3) ¿Por qué ha habido desacuerdo entre los cristianos nominales en cuanto a cuáles libros deberían incluirse en el Canon, incluso entre los líderes cristianos respetados y famosos? Tome los libros apócrifos – originalmente incluidos en la KJV, ahora excluidos de la KJV y otros textos protestantes, pero que todavía se incluyen en las Biblias católicas.

¿Sabía usted que el famoso y estimado reformador Martín Lutero rechazó como no inspirados por Dios nada menos que cuatro libros del Nuevo Testamento – la Epístola a los Hebreos, Santiago, Judas y Apocalipsis? Los colocó en la parte posterior de su Biblia como “Antilegomena” – libros del Nuevo Testamento que, como dice Wikipedia, “aunque a veces se leía públicamente en las iglesias, no fueron considerados – por un tiempo considerable- como genuinos, o recibidos en el canon de las Escrituras” (https://es.wikipedia.org/wiki/Canon_b%C3%ADblico)

4) ¿Cuál es el veredicto de Dios sobre varias porciones del Nuevo Testamento encontradas dentro del Canon aceptado, particularmente en los Evangelios, que muchos cuestionan y debaten abierta y justificadamente (ver How We View and Use the Scriptures)?

5) ¿Están los llamados “padres de la iglesia” calificados para determinar qué libros deben o no deben incluirse en el Canon (ver Referencia a los “padres de la iglesia”)? Si es así, y ellos decidieron mantener los libros apócrifos, ¿por qué los libros apócrifos no están incluidos en la mayoría de las traducciones protestantes? Agustín, el “padre de la iglesia” más prominente, pronunció los Apócrifos como inspirados y dignos de ser incluidos.

La Iglesia Católica, donde se originan la mayoría de las denominaciones principales, aprobó el Nuevo Testamento, tal como existe ahora, en el Concilio de Cartago en el año 397 DC. La mayoría de los grupos cristianos nominales de Oriente y Occidente estuvieron de acuerdo con el Nuevo Testamento hasta ese momento y después.

6) Si los “padres de la iglesia” están equivocados en este punto importante de los libros apócrifos, ¿en qué más podrían estar equivocados?

7) ¿Rechazaría algún creyente verdadero agregarle al Nuevo Testamento algo más que Jesús haya dicho o hecho mientras estaba en Su carne en la tierra, o que Jesús pudo haber dicho desde entonces? Si es así, ¿por qué? Si no, ¿por qué no?

8) ¿Existen otras cartas y escritos inspirados que podrían o deberían haberse incluido en el Canon, ya sea en el Antiguo o en el Nuevo Testamento?

En el Antiguo Testamento, tenemos referencias a libros y Palabras inspiradas de Dios que hacen falta, pero que podrían ser inclusiones legítimas:

  • El libro de los Hechos de Salomón (1 Reyes 11:41)
  • El Libro de las Guerras del SEÑOR (Números 21:14)
  • El Libro de Gad el Vidente (1 Crónicas 29:29)
  • El Libro de Natán el Profeta (1 Crónicas 29:29, 2 Crónicas 9:29)
  • El Libro de Jaser (Josué 10:13, 2 Samuel 1:18)
  • La Profecía de Ahías de Silo (2 Crónicas 9:29)
  • Las Visiones de Iddo el Vidente contra Jeroboam el Hijo de Nabat (2 Crónicas 9:29)
  • El Libro del profeta Semaías e Iddo el Vidente con respecto a las genealogías (2 Crónicas 12:15)
  • El Libro de las Crónicas de los Reyes de Media y Persia (Ester 10:2)

En el Nuevo Testamento, tenemos una cita de Enoc, y hemos visto copias del supuesto “Libro de Enoc”. Si bien es posible que sea el original, ¿se originó realmente con Enoc ese libro? Si no, ¿es la cita de Judas todo lo que tenía que decir Enoc de valor inspirado? ¿No registra Génesis que Enoc vivió 365 años, caminó con Dios y fue trasladado? Seguramente, mucho de lo que él dijo tendría que ser de gran valor espiritual, incluso de mayor valor o edificación espiritual que parte de lo que ahora tenemos, como por ejemplo:

“Entonces midió la casa, de cien codos de largo; y el lugar separado, y el edificio, con sus paredes, de cien codos de largo; también la anchura de la fachada de la casa, y del espacio separado hacia el oriente, cien codos” (Ezequiel 41:13-14 RV).

“Del sacrificio de las ofrendas de paz, traerá una ofrenda encendida al SEÑOR: la grasa, la cola entera, que cortará cerca del espinazo, la grasa que cubre las entrañas y toda la grasa que hay sobre las entrañas, los dos riñones con la grasa que está sobre ellos y sobre los lomos, y el lóbulo del hígado, que quitará con los riñones” (Levítico 3:9-10 NBLH).

“Estos son los nombres de los hijos de Esaú: Elifaz, hijo de Ada, mujer de Esaú, y Reuel, hijo de Basemat, mujer de Esaú. Y los hijos de Elifaz fueron Temán, Omar, Zefo, Gatam y Quenaz. Timna fue concubina de Elifaz, hijo de Esaú, y le dio un hijo, Amalec. Estos son los descendientes de Ada, mujer de Esaú” (Génesis 36:10-12 NBLH).

¿Qué tan edificantes y espiritualmente esclarecedores son esos pasajes particulares? ¿Cuántos los han memorizado, los han predicado o les han puesto música?

¿O qué pasa con los pasajes o versículos duplicados palabra por palabra en el Antiguo Testamento? Por ejemplo: 2 Reyes 18:13 – 20:11/Isaías 36 – 38:8 – grandes porciones; Proverbios 18:8/26:22; 14:12/16:25; 19:25/21:11; Isaías 2:2-4/Miqueas 4:1-5; Joel 3:16/Amós 1:2; Salmos 14:1-7/Salmo 53:1-6; Salmos 40: 13-17/70:1-5; Salmos 108:1-13/57:7-11. ¿Son estas duplicaciones más importantes o útiles para el peregrino espiritual que, por ejemplo, la visión de Bill Britton, El Arnés del Señor (el cual yo he encontrado espiritualmente edificante y que glorifica al Señor)? ¿O la visión, A Sword, Axe, and an Olive Leaf , de Hollie Moody? Hay muchos ejemplos.

¿Qué hay de ciertas porciones inspiradas de “El Evangelio de Tomás”, o porciones de los Rollos del Mar Muerto no incluidas en el Canon, o varias profecías, visiones y sueños dados a incontables santos a lo largo de la historia hasta nuestros días?

No estoy diciendo que las porciones que cité de Ezequiel, Levítico y Génesis no tengan ningún propósito o no tengan ningún valor espiritual para nosotros. Y no estoy diciendo que no haya valor en la repetición. Lo que estoy cuestionando es el valor espiritual relativo. Estoy cuestionando por qué veneramos la Biblia tal como está, como si cada parte de ella tuviera un valor espiritual intrínseco que ningún otro escrito tiene o tendrá jamás, incluso si es inspirado por Dios.

Ejemplos que muestran el valor espiritual de “El Evangelio de Tomás”:

“37) Sus discípulos dijeron: ‘¿Cuándo Te nos aparecerás y cuándo Te veremos?’ 

Jesús dijo: “Cuando ustedes se desnuden sin avergonzarse, y tomen sus ropas y las pongan debajo de sus pies como niños pequeños y las pisoteen entonces, entonces [ustedes] verán al Hijo del Viviente y no tendrán miedo”.

38) Jesús dijo: ‘A menudo han deseado escuchar estas palabras que les estoy hablando, y no tienen a nadie más para escucharlas. Habrá días en que Me buscarán y no Me encontrarán’.
39) Jesús dijo: ‘Los fariseos y los eruditos han tomado las llaves del conocimiento y las han escondido. No han entrado ni han permitido que aquellos que quieren entrar lo hagan. 

En cuanto a ustedes, sean tan astutos como serpientes y tan sencillos como palomas’”.

9) Con respecto a los escritos desde los tiempos Bíblicos, ¿deberíamos creer que Dios ha dejado de inspirar a los hombres a publicar escritos valiosos, y si es así, sobre qué base o con qué autoridad sacamos tal conclusión? No hay absolutamente ningún apoyo en el Canon Escritural Autoritativo para tal noción. Por el contrario, la naturaleza misma y contenido de la Biblia forzosamente declaran otra cosa.

10) Muchos reconocen que el Antiguo Testamento no tiene la revelación que tiene el Nuevo Testamento. Si eso es así, ¿no es posible que Dios pueda producir más escritos inspirados y revelación después del Nuevo Testamento?

11) ¿Puede alguien decir con toda razón que todo lo que Dios ha elegido hablarle y revelarle al hombre está completo ahora en la Biblia actual? Muchos hacen tal afirmación – la Iglesia Reformada Holandesa, los Menonita, los Bautista y otras iglesias evangélicas. ¿Con qué autoridad lo hacen? De acuerdo con Wikipedia:

Muchos protestantes modernos señalan los siguientes cuatro ‘Criterios para la Canonicidad’ para justificar la selección de los libros que se han incluido en el Nuevo Testamento:

  1. Origen Apostólico – atribuido a, y basado en, la predicación/enseñanza de los apóstoles de la primera generación (o sus compañeros cercanos).
  2. Aceptación Universal – reconocido por todas las principales comunidades cristianas en el mundo antiguo (a fines del siglo IV), así como del canon aceptado por las autoridades judías (para el Antiguo Testamento). 
  3. Uso Litúrgico: leído públicamente cuando las primeras comunidades cristianas se reunían para la Cena del Señor (sus cultos de adoración semanales). 
  4. Mensaje Consistente – que contiene una perspectiva teológica similar o complementaria a otros escritos cristianas aceptados”.

Con respecto al número uno, es sólo por el Espíritu de Dios que podemos saber con certeza si la doctrina está de acuerdo o no con la doctrina de los apóstoles. ¿Por qué el Canon debe limitarse a los apóstoles de la primera generación y a sus compañeros cercanos?

En cuanto al número dos, ¿podemos confiar en que la mayoría tiene la razón? Muy a menudo hemos encontrado lo contrario; de hecho, la mayoría usualmente está equivocada.

En cuanto al número tres, si tuviéramos que examinar las cosas que se enseñan comúnmente en la mayoría de los servicios de la iglesia cristiana nominal de hoy, haríamos bien en ser muy cautelosos, ya que hay mucha doctrina y literatura impías – tomemos, por ejemplo, el diabólico libro de Rick Warren que agrada y glorifica al hombre Una Vida con Propósito (The Purpose Driven Life).

En cuanto a lo que las “comunidades cristianas primitivas” leían públicamente en “la Cena del Señor (sus servicios de adoración semanales)”, las palabras auténticas de Cristo y las enseñanzas de Sus apóstoles han sido malinterpretadas y mal aplicadas (lea Doctrina Diabólica: “La Cena del Señor”) Dar autenticidad a sus palabras por causa de las prácticas falsas de los religiosos falsos es poner la carreta enfrente del caballo y muestra ignorancia de la verdad de esas palabras.

¿Y por qué deberíamos sorprendernos? Hubo herejías en los días de los apóstoles (1 Corintios 11:19), con mucho más por venir después de su partida, como se advirtió (Hechos 20:29-30) y se manifestaron en las “primeras comunidades cristianas”.

En cuanto al número cuatro, necesitamos que el Espíritu nos revele la consistencia y el acuerdo con la doctrina de los apóstoles y los profetas. Si Lutero, un notable erudito y hombre inteligente y valiente, no pudo discernir la inspiración de Dios sobre Santiago, Judas, Hebreos y Apocalipsis, ¿cómo puede alguien estar seguro de determinar las verdaderas Escrituras sin la mente del Espíritu Santo, mismo Espíritu que Lutero nunca recibió?

12) El Antiguo Testamento fue considerado completo hace mucho tiempo. Entonces, ¿quién tenía justificación para agregar el Nuevo Testamento a la Biblia? ¿Son los defensores de “solamente el Antiguo y el Nuevo Testamento” diferentes de los judíos en su postura y actitud aparentemente limitadas?

13) ¿Debería haber tal cosa como un Canon cerrado – una Biblia completa? Quizás sí, y no discutiré contra eso. ¿Pero deberían los santos limitarse a un Canon cerrado, sin leer o estimar igualmente otros escritos inspirados?

Si la Biblia actual es la autoridad final, como muchos afirman, ¿dónde dice que ningún otro escrito debe ser aceptado o considerado igual a la Biblia? (Note que no estoy abogando por la autoridad de las tradiciones de los hombres, como lo hace la Iglesia Católica, y como lo hacen los judíos).

14) ¿Qué significa agregarles, o quitarles, a las Palabras de Dios? ¿Es la adición de palabras a las Sagradas Escrituras lo que está prohibido, o el problema consiste en la adición de una naturaleza y fuente de inspiración contraria a la Biblia y su Autor, y la sustracción de los principios vivificantes de Dios para acomodar el pecado?

Hay cuatro pasajes en la Biblia que advierten a los hombres que no agreguen a las Palabras de Dios, tres de las cuales están en el Antiguo Testamento:

“Y ahora, Israel, escucha los estatutos y los juicios que yo te enseño, para hacerlos, para que puedas vivir y entrar y poseer la tierra que el SEÑOR, el Dios de tus padres te da. No añadirás a la Palabra que Yo te mando, ni le quitarás, para que guardes los mandamientos del SEÑOR tu Dios que Yo te mando” (Deuteronomio 4:1-2 MKJV – TI).

“Todas las cosas que te ordeno, ten cuidado de hacerlas. No les aumentarás ni les quitarás” (Deuteronomio 12:32 MKJV – TI).

“Cada palabra de Dios es pura; Él es un escudo para aquellos que ponen su confianza en Él. No aumentes a Sus Palabras, no sea que te reprenda y seas hallado mentiroso” (Proverbios 30:5-6 MKJV – TI).

Y al final del Nuevo Testamento, tenemos la misma advertencia:

Apocalipsis 22:18-19 MKJV – TI
(18) Porque yo testifico a cualquiera que oye las Palabras de la profecía de este Libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios añadirá sobre él las plagas que están escritas en este Libro.

(19) Y si alguno quitare de las palabras del Libro de esta profecía, Dios quitará su parte del Libro de la vida, y de la santa ciudad, y de las cosas que están escritas en este Libro.

¿Están estas advertencias en contra de agregar palabras escritas a la Biblia, sin importar cuáles sean, o están apuntando a no mezclar las palabras de los hombres sin la inspiración de Dios con las palabras que ya están en el Canon?

Sabemos que los hombres pueden contradecir las Sagradas Escrituras formando necias leyes religiosas prejuiciadas o leyes seculares, pervirtiendo así a la sociedad. Lo hacen todo el tiempo, y los judíos de los días de Jesús también lo hicieron:

Marcos 7:7-9 MKJV – TI
(7) Sin embargo, ellos Me adoran en vano, enseñando por doctrinas los mandamientos de los hombres.
(8) Por dejar a un lado el mandamiento de Dios, mantienen la tradición de los hombres, el lavamiento de ollas y copas. Y hacen muchas otras cosas así.
(9) Y les dijo: ¿Hacen bien en dejar de lado el mandamiento de Dios, para guardar sus propias tradiciones?

Tito 1:10-14 RVG
(10) Porque hay muchos contumaces, y habladores de vanidad y engañadores, mayormente los que son de la circuncisión,
(11) a los cuales es preciso tapar la boca, que trastornan casas enteras, enseñando por ganancia deshonesta lo que no conviene.
(12) Aun uno de ellos; su propio profeta, dijo: Los cretenses, siempre mentirosos, malas bestias, vientres perezosos.
(13) Este testimonio es verdadero; por tanto, repréndelos duramente, para que sean sanos en la fe,
(14) no atendiendo a fábulas judaicas, y a mandamientos de hombres que se apartan de la verdad.

15) En cuanto a las advertencias contra agregarle o quitarle a la Palabra de Dios, sabemos que las profecías del período pos-Bíblico, las enseñanzas y las sabias palabras de Dios a través de Sus siervos pueden edificar a los creyentes tan bien como las Escrituras, en muchos casos mejor. Entonces, ¿por qué una o todas las palabras extra Bíblicas deberían considerarse inferiores a las palabras inspiradas registradas en las Sagradas Escrituras?

¿Son las palabras extra Bíblicas prohibidas adiciones/sustracciones a las Palabras de Dios, o pueden ser una  legítima y continua manifestación de Su Persona?

¿No consiste el problema en si las palabras extra Bíblicas contradicen o concuerdan, tanto en letra como en espíritu, con las Palabras de Dios?

16) Considere que Pedro no estaba hablando de sumarle o restarle palabras a las Escrituras, sino de lo que los hombres hicieron con las palabras que ya estaban allí:

“Como también en todas sus epístolas, hablando en ellas de estas cosas; entre las cuales hay algunas difíciles de entender, las cuales los indoctos e inconstantes tuercen, como también las otras Escrituras, para su propia perdición” (2 Pedro 3:16 RVG).

¿No sabían Pedro y Pablo acerca de los pasajes de Deuteronomio y Proverbios que advierten que no debemos agregarles a las palabras de la Biblia hebrea? ¿No vieron ellos ningún problema al agregarle una sección completamente nueva, o sólo tenían escrituras/escritos/cartas separadas para la edificación espiritual, sin tener la intención de añadirle a la Biblia?

Si es lo primero, ¿no deberíamos tener la misma disposición y perspectiva con otros escritos que juzgamos ser inspirados por Dios?

Si es lo último, ¿por qué deberíamos contar como menos inspirados e importantes los nuevos escritos, al igual que los creyentes estuvieron dispuestos a agregar las cartas de Pedro y Pablo a la Biblia?

17) Otro punto a considerar es que el Deuteronomio probablemente entró en existencia antes del Libro de los Proverbios. ¿Es culpable el escritor de Proverbios de lo que él mismo advierte a sus lectores que no deben hacer (habiendo escrito después de la advertencia de Moisés), o se trata más bien de la fuente y sustancia de las palabras? ¿Cómo podría ser lo primero? Si lo es, entonces todos aquellos que miran más allá de los cinco libros de Moisés en busca de la inspiración de Dios (el último de los cuales es Deuteronomio) están en error.

18) ¿Y qué hay de todos los otros libros que vinieron después del mandato de Moisés en Deuteronomio y el escritor de Proverbios? ¿Son sus escritores culpables de añadirle a la Palabra de Dios? ¿Cómo podrían no serlo, si esas advertencias hablan de registro escrito añadido a registro escrito?

19) ¿Y los que compilaron los libros del Nuevo Testamento? ¿Dónde está su luz verde del Antiguo Testamento para añadir a las Sagradas Escrituras? De hecho, aquellos que reverencian el Nuevo Testamento condenan enérgicamente agregar cualquier registro escrito a la Biblia. Entonces, ¿no están ellos en error y contradicción, ya que el Nuevo Testamento fue una adición?

20) ¿No habló el Señor palabras que no fueron incluidas en el informe original de los Evangelios, sino que se mencionan después del hecho, en Hechos?:

“Les he mostrado todas las cosas, que trabajando de esta manera debemos ayudar a los débiles, y recordar las palabras del Señor Jesús, que Él Mismo dijo: Más bienaventurado es dar que recibir” (Hechos 20:35 MKJV – TI).

21) De Pedro en Pentecostés, se dice: “Y con muchas otras palabras, testificó y exhortó fervientemente, diciendo: ‘Sean salvos de esta generación perversa’” (Hechos 2:40 MKJV – TI).

Pedro estaba recién inmerso en el Espíritu de Cristo. ¿Supone usted que el resto de las palabras que habló fueron menos Bíblicas o menos inspiradas por Dios?

Pedro habló la Palabra de Dios, especialmente en ese día notable de Pentecostés, en el que 3,000 almas fueron salvas, y a mí me encantaría escuchar lo que dijo. Eso se aplica a Felipe, Esteban y todos los demás siervos de Dios. Tanto se dijo por todos ellos que la Biblia podría hacerse mil veces más gruesa con material tan inspirado por Dios y tan válido como las Escrituras actualmente aceptadas.

22) Felipe tuvo cuatro hijas que profetizaban. No tenemos ninguna razón para dudar de que profetizaran por el Espíritu de Dios, siendo hijas de un verdadero evangelista de Dios. Sus palabras serían iguales a las Escrituras y podrían ser incluidas. De hecho, todas las palabras de Dios por medio de Sus siervos son dignas de nuestra estima, ninguna debe ser contada como menos que cualquier otra, para que no seamos hallados como jueces de Dios.

No es que todas las palabras inspiradas se puedan incluir en las Sagradas Escrituras, por supuesto, pero ¿cuál sería el error al darles a esas palabras el honor que merecen, viendo que Dios es su Fuente?

23) ¿Está Jesucristo limitado a la Biblia? No según el que se comió el librito (Apocalipsis 10:9-10) y caminó con Él:

“Y hay también muchas otras cosas que Jesús hizo, las cuales si se escribiesen una por una, pienso que ni aun en el mundo cabrían los libros que se habrían de escribir. Amén” (Juan 21:25 RVG).

Los santos hemos obedecido la orden de Jesucristo de comer Su carne y beber Su sangre (Juan 6:50-58), así como a Juan se le ordenó comer el libro (Apocalipsis 10:9-10) y a Ezequiel el rollo (Ezequiel 3:1-2)… que era dulce en la boca y amargo en el vientre. La esencia que se encuentra en el Rollo/Pergamino/Libro / Escritura está en Dios, no en el material físico. Su Esencia está dentro de nosotros cuando Él habita en nosotros.

24) Cuando Cristo mora en alguien, verdaderamente ese es un profeta:

“Y caí a sus pies para adorarlo. Y él me dijo: ¡Mira, no lo hagas! Soy tu consiervo, y de tus hermanos que tienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios, porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía” (Apocalipsis 19:10 MKJV-TI).

Si las palabras proféticas provienen de Dios por medio de dones espirituales y por Sus ministros en cualquier momento, ya sean orales o escritas, ¿no son de igual valor a gran parte, si no a todo, lo que tenemos en el Canon, el cual ha sido elegido y determinado por hombres, muchos de los cuales ni siquiera han conocido al Señor?

25) En una desmesurada reverencia a la Biblia tal como está, ¿no son culpables los Bibliólatras igual que Jeroboam en su pecado de adoración a los dos becerros de oro en Betel (“Casa de Dios” – la “iglesia”) y en Dan (“Juez”)?

1 Reyes 12:26-29
(26) Y dijo Jeroboam en su corazón: Ahora se volverá el reino a la casa de David,
(27) si este pueblo subiere a ofrecer sacrificios en la casa del SEÑOR en Jerusalén; porque el corazón de este pueblo se volverá a su señor Roboam rey de Judá, y me matarán a mí, y se volverán a Roboam rey de Judá.
(28) Y habiendo tomado consejo, hizo el rey dos becerros de oro, y dijo al pueblo: Bastante habéis subido a Jerusalén; he aquí tus dioses, oh Israel, que te hicieron subir de la tierra de Egipto.
(29) Y el uno lo puso en Betel [“Casa de Dios”] y el otro lo puso en Dan [“Juez”].
“Después de este hecho Jeroboam no se volvió de su mal camino, sino que volvió a hacer sacerdotes para los lugares altos de entre el pueblo; al que lo deseaba lo investía para que fuera sacerdote de los lugares altos” (1 Reyes 13:33 LBLA).

¿No son los cristianos denominacionales culpables con Jeroboam de ordenar a sus sacerdotes y ministros en sus institutos y seminarios Bíblicos (escuelas para agregarle y quitarle a la Palabra de Dios), sacándolos de entre “la gente más baja”, que no tienen llamamiento o la unción de Dios y quienes están en tinieblas, pero quienes han presumido ser Sus representantes y portavoces? ¿No están todos estos sirviendo en los lugares más altos del mundo? Lea Los Lugares Altos.

“Ahora enseñan a adorar a la Biblia en lugar de hacer lo que Dios dice en ella, y a construir Jerusalenes en la tierra en lugar de ir a la Jerusalén celestial”. – Paul Cohen

26) Tenemos decenas de miles de Jerusalenes terrenales en el mundo de hoy, cada denominación está en desacuerdo con las demás en interpretación y doctrina Bíblica. ¿No son todos estos culpables de agregarle o quitarle a la Palabra de Dios, en sustancia, donde cuenta? ¿Cómo puede ser de otra forma si no están de acuerdo? ¿No son ellos los que se privan de su parte de la vida al negar la verdad de Dios, o al agregarse a sí mismos las plagas mencionadas en las Escrituras al decir cosas que Dios no dijo o no quiso decir con lo que dijo? Lea Las Verdaderas Marcas de un Culto y Doctrinas Diabólicas.

¿No son los que suponen que la presente Biblia es la revelación completa de Dios culpables de gran idolatría e ignorancia espiritual básica, sino de blasfemia, porque presumen que Dios está entre dos cubiertas de un libro?

Aunque los escribas judíos se adhirieron estrictamente al texto del Antiguo Testamento, manteniendo cada palabra, jota y tilde desde el principio, el Nuevo Testamento fue corrompido en años posteriores. Creo que esto tuvo lugar como parte del proceso de filtrar y guiar a los hombres a conocer al Señor por medio de Su Espíritu, en lugar de hacerlo por la letra. (Conocerlo a Él por la letra nunca funcionó).

¡Esta obra de Dios no se trata de conseguirse toda la información en la Biblia, sino de llegar personalmente a conocer al Autor, Jesucristo, el Dios viviente de todas las comunicaciones inspiradas por Dios, donde sea y por quienquiera que sean encontradas!

“Porque éste es el pacto que haré con la casa de Israel, después de aquellos días, dice el Señor: Pondré Mis Leyes en sus mentes, y sobre sus corazones las escribiré; y seré a ellos por Dios, y ellos me serán a Mí por pueblo: Y ninguno enseñará a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce al Señor: Porque todos Me conocerán, desde el menor de ellos hasta el mayor” (Hebreos 8: 10-11 RVG).

¿Por qué debería y cómo puede Dios ser contenido en alguna cosa en algún momento? ¡Cómo nos atrevemos a limitarlo!

(¡Qué tema más candente es éste! En opinión de los hombres carnales y Bibliólatras, ¡qué potencial boleto en juego para nosotros! Hay mucho más que considerar acerca de la naturaleza y el propósito de la Biblia. ¿No hemos sido todos Bibliólatras en diversos grados, muchos de manera muy intensa?)

27) ¿No son estos asuntos para ser determinados por los siervos de Dios llenos del Espíritu Santo?

Puedo reconocer la posibilidad de la necesidad de un Canon cerrado. Después de todo, ¿es normal agregarle a cualquier libro que haya sido escrito o compilado en algún momento por alguna persona? Cuánto más anormal agregar a la Biblia, la más santa de todas las colecciones de escritos que conocemos, y que es el Libro el cual el Señor Mismo citó. Si Dios ha determinado un Canon cerrado, que así sea. La Biblia tal como está sirve como una base identificable para la sana y santa doctrina.

El Problema – La Bibliolatría: Hacer a Dios a la Imagen del Hombre

¿Por qué los hombres limitan a Dios a la Biblia y por qué limitan la Biblia a su forma actual como la única fuente escrita de inspiración espiritual de Jesucristo? Aquí está el porqué:

Romanos 1:17-32 RVG
(17) Porque en él la justicia de Dios es revelada de fe en fe, como está escrito: “Mas el justo por la fe vivirá”.
(18) Porque la ira de Dios se revela desde el Cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres, que con injusticia detienen la verdad;
(19) porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto; porque Dios se lo manifestó.
(20) Porque las cosas invisibles de Él, Su eterno poder y Divinidad, son claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por las cosas que son hechas; así que no tienen excusa.
(21) Porque habiendo conocido a Dios, no Le glorificaron como a Dios, ni Le dieron gracias; antes se envanecieron en sus discursos, y su necio corazón fue entenebrecido.
(22) Profesando ser sabios, se hicieron necios,
(23) y cambiaron la gloria del Dios incorruptible, en semejanza de imagen de hombre corruptible, y de aves, y de cuadrúpedos, y de reptiles.
(24) Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, a las concupiscencias de sus corazones, a que deshonrasen entre sí sus propios cuerpos,
(25) ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, adorando y sirviendo a la criatura antes que al Creador, el cual es bendito por siempre. Amén.
(26) Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza;
(27) y de la misma manera también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo cosas nefandas hombres con hombres, recibiendo en sí mismos la recompensa que convino a su extravío.
(28) Y como no les pareció retener a Dios en su conocimiento, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer lo que no conviene;
(29) estando atestados de toda iniquidad, fornicación, malicia, avaricia, maldad; llenos de envidias, homicidios, contiendas, engaños, malignidades;
(30) murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres;
(31) necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia;
(32) quienes conociendo el juicio de Dios, que los que hacen tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que aun consienten a los que las hacen.

Los hombres adorarán cualquier cosa disponible para sus sentidos o imaginación. Esa es la explicación de por qué los hombres limitarían la Biblia y su Autor. Prefieren mantenerse donde creen que están a salvo de El Invisible.

“Y los reyes de la tierra, y los príncipes, y los ricos, y los capitanes, y los fuertes, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes” (Apocalipsis 6:15 RV).

¡Cuán poco saben ellos, y qué poco lo esperan ellos, que Él saltará sobre ellos, tanto así que gritarán de dolor y desesperación!

“Y decían a las montañas y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de Aquél que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; porque el gran día de Su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?” (Apocalipsis 6: 16-17 RVG)

Y hubo idólatras, adoradores de Baal y de Astarot, cayendo sobre sus rostros, gritando: “¡El Libro! ¡El Libro!” Y Dios estaba muy enojado con ellos.

“Ustedes estudian las Escrituras, porque piensan que en ellas encontrarán la vida eterna. ¡Y estas mismas Escrituras hablan de Mí! Sin embargo, no están dispuestos a venir a Mí para tener vida” (Juan 5:39-40 GNB-TI).

La Solución

Habiendo dicho estas cosas, hay muchos escritos que los hombres han presumido que son inspirados por Dios cuando están lejos de eso, el Corán y el Libro de Mormón son dos ejemplos sobresalientes. Ambos libros fueron inspirados por demonios.

Yo no podría decir nada mejor sobre algunas traducciones, o paráfrasis, de la Biblia, siendo la Biblia Viviente la primera que me viene a la mente. Qué basura es esa, un libro tan tortuoso y malvado, pervirtiendo persistente y perniciosamente las sanas doctrinas de Dios mediante la interpretación carnal, presentando “otro evangelio” de “otro Jesús”.

Que les sea concedido a los santos entender que no hay necesidad ni base para que alguien automáticamente desestime otros escritos sagrados o colecciones de ellos. Digo que es tonto, idólatra e incluso blasfemo pensar que la Biblia es la única fuente escrita de inspiración de Dios, así de especial como indudablemente lo es. Deje que Dios sea Dios y que aquellos que Lo aman Lo encuentren donde sea que Él se pueda encontrar. Que se sepa que Él se encuentra en Sus siervos y en las Palabras que Él les da para hablar.

Yo declaro que este mismo escrito que tiene ante usted ahora es revelación de Dios – palabras y pensamientos inspirados por Su Espíritu – Él me otorga la fe y la sabiduría para traer estas cosas para la edificación de Su congregación. El que tiene oídos para oír, que oiga.

Víctor Hafichuk

Cristo Vive y Habla Hoy

Un lector del sitio comparte sus pensamientos con nosotros acerca de Ray Prinzing, escrito al “cuidador” de escritos del sitio web de Ray, Lenella Maxwell. Nuestro lector se ha creído la gran mentira cristiana de que Jesús ya no habla personalmente a Su pueblo. Según esta mentira, la revelación espiritual y la vida cesaron y se convirtieron en petrificación inmediata después de que el último apóstol escribió su última carta. ¡Gracias a Dios que no es verdad, o nadie podría ser salvado!

Escrituras Duplicadas

¿Por qué algunos pasajes se repiten textualmente en diferentes libros de la Biblia? ¿Qué nos dice eso acerca de la Biblia, de los que la leen y de Dios? Las respuestas pueden sorprenderle.

Facebook Comments