Join the discussion; visit our...

 

English - Spanish

Profecía para Todos los Religiosos

A los religiosos en Nombre de Jesucristo en la ciudad de Lethbridge y en todas partes.

Palabras del Señor Dios a través de Víctor Hafichuk, 7 de diciembre de 1997

Así dice el Señor: Ustedes condenan a los que vienen a ustedes, a los que Yo les envío, porque ellos los confrontan con sus errores, maldades, pecados y transgresiones. “¡Eso no es de Dios, no es de Dios!” dicen ustedes, y se tapan los oídos y bromean unos con otros acerca del tonto que viene a ustedes, contrario a sus caminos. Pero ese viene, contrario a sus caminos, porque ustedes son contrarios a Mí, dice el Señor.

Se preguntan ustedes: “¿Cómo somos contrarios?” Primero, ¿no critican ustedes a los religiosos que están en círculos diferentes a los suyos y los condenan por sus doctrinas y prácticas, así como son ellos de falsos? ¿Cómo es que ustedes se reservan el derecho a condenar a otros pero insisten en que ustedes mismos están más allá de todo reproche cuando yo les hablo de sus faltas y necias ideas? “¡Nosotros tenemos la razón y somos verdaderos y santos!” insisten ustedes. “¡Ellos son los falsos!” claman ustedes.

Díganme, si pueden (y ustedes tendrán sus respuestas, mientras estén en su obstinación, en sus caminos rebeldes), ¿dónde en Mis Escrituras encuentran un solo testimonio de Mis siervos solicitando dinero de parte de aquellos a quienes Yo los envié, o cuándo declararon a los hermanos que ellos necesitaban dinero para servirme a Mí y hablar Mi Palabra? ¿Alguno de Mis profetas, apóstoles, evangelistas, pastores, maestros, ancianos o diáconos hizo eso de parte Mía? Ninguno, no, ni uno solo. Y ¿no proveí Yo para ellos? Y ¿no fue Mi Palabra dada a ellos, y no la hablaron ellos a otros? Pero el dios de ustedes es mammon y no Yo, dice el Señor. Ustedes tienen muchos dioses y Yo no estoy entre ellos, dice el Señor.

Luego ustedes protestan: “Pero hay costos de radio, periódico, televisión y literatura en este tiempo, distinto a los días antiguos.” ¿No estoy Yo por encima de lo antiguo y de lo presente? ¿De repente les resulto Yo insuficiente en estos días de sus astutos inventos? ¿Me dirán ustedes que sin el dinero de los hombres, Yo seré incapaz de lograr Mis propósitos de redimirlos? De nuevo, ¿quién de Mis siervos alguna vez pidió dinero como ayuda para predicar la verdad? Yo envié a uno aquí, a otro allá, a una multitud por aquí, a diez por allá y les proveí a través de manos de viudas y por medio de cuervos. Pero ustedes deben vivir a la moda y confiar en brazo de carne.

Pero Yo no los he enviado a ustedes, ni mando Yo que Mis siervos vayan a aquellos a quienes ustedes pretenden acudir, y mientras ustedes creen estar alcanzando a otros en Mi Nombre y por Mi causa, ustedes mismos están en extrema necesidad de ser alcanzados. Tampoco predican ustedes la verdad, pues no la conocen. Ustedes van por el mundo con sus doctrinas y con su propia compasión para ganar almas, produciendo falsas conversiones, seduciéndolos con bonitas palabras y promesas de prosperidad, trayéndolos a sus salones, las prisiones donde ustedes viven, y atándolos a las cadenas a que ustedes mismos están atados.

Ustedes caminan en el espíritu del mundo, el cual está en enemistad conmigo, y seducen tanto a jóvenes como a viejos con entretenimiento, creyendo que los están ganando para Mí. ¿Desde cuándo debo Yo hacerme como los pecadores para ganar a los pecadores? ¿Desde cuándo los he enviado Yo a actuar igual que los jóvenes en sus tinieblas y necedades con sus ideas de lo que es “buena onda” y lo que está “de moda” con la ropa, los estilos, la música, las costumbres, darles gusto a los amigos y a las actitudes de este mundo, manifestando orgullo, machismo, rebelión, filosofías, humor carnal y vanagloria? ¿Tengo Yo que usar chistes y drama y sensacionalismo para ganarme el arrepentimiento de los que disfrutan estas cosas y Me desprecian a Mí porque se complacen en ellas?

“Pero nosotros nos hacemos todas las cosas para todos los hombres para ganarlos, como dijo Pablo,” razonan ustedes, “y ¿no comía y bebía Jesús con los pecadores?” Aunque Yo comía con pecadores, no me acomodaba a ellos, y cuando bebía con ellos, Yo no me emborrachaba con ellos, y cuando salvé prostitutas, no me acosté con ellas; tampoco Mi siervo Pablo. ¿No se contradicen ustedes en sus tinieblas? Ustedes blasfeman con sus palabras y hechos. Me ofenden con sus pensamientos y caminos y hacen gran maldad en Mi Nombre, el Cual toman ustedes en vano; no los tendré por inocentes, y ustedes están sufriendo por ello.

¿Por qué sus hijos se ahogan en los ríos, los matan o sufren accidentes, los cuales no son accidentes, se meten a drogas y salen embarazadas fuera del matrimonio? ¿Por qué sufren ustedes toda clase de enfermedades, las cuales sufrieron los egipcios y las cuales sufren los creyentes de hoy? ¿Por qué se divorcian ustedes y pasan dificultades financieras?

“¡Dios nos está probando, porque Él nos ama, y para ver si le somos fieles, como Job!” se imaginan ustedes. Yo no los estoy probando, sino que ustedes traen maldición sobre ustedes mismos. Mi siervo Job no era como ustedes. Él no servía a otros dioses, como lo hacen ustedes. Él no se jactaba en medio de sus juicios, como lo hacen ustedes. Él no sufrió pérdida a la manera de ustedes. Y cuando Yo hube terminado con él, le vino mejoría mucho más allá de lo que ustedes pueden medir; pero ustedes, en sus pecados, languidecen y mueren y no mejoran en nada. En lugar de ello, ustedes se endurecen cada vez más.

¿Por qué, al mismo tiempo, pueden prosperar ustedes y gastar lo que tienen en cosas que Yo aborrezco? ¿Por qué toman tan a la ligera las cosas de Dios y se ríen y hacen chiste de ellas? ¿Dónde están la sobriedad y la vigilancia que Yo amonesto tengan los que son Míos? Pero ustedes no lo creen. ¿Por qué los pastores y los ancianos de sus iglesias y organizaciones religiosas se llegan a las esposas de sus vecinos y de sus congregados? ¿Por qué andan en prostituciones los líderes? ¿Por qué mienten y engañan en los negocios mientras se presentan como muy piadosos, predicando y testificando como si estuvieran apasionados por Mí y como si me sirvieran a Mí con fervor, o sin eso, pero profesando Mi Nombre?

¿Por qué celebran ustedes Mi Pascua en formas diversas, una de ellas en el nombre de una diosa pagana? ¿Por qué participan ustedes de las sombras mientras dicen tener la substancia? ¿Por qué celebran festivales paganos en Mi Nombre en fechas de nacimiento de deidades paganas con costumbres paganas y tradiciones de este mundo, el cual está en enemistad conmigo? ¿Por qué comen cosas inmundas, llamándoles maná del cielo? Pues porque ustedes están en tinieblas y no hay verdad en ustedes.

¡Si tan solo supieran el dolor y pesar que traen sobre ustedes mismos al hacer estas cosas que ustedes creen que Me agrandan tanto! ¡Si tan solo supieran la paz que podrían tener si Me escucharan y Me creyeran! Es una paz que ustedes no tienen y no es como la que sí tienen.

¿Por qué se enojan contra la verdad y desprecian la reprensión?

“Se nos exhorta a enfocarnos en lo positivo,” declaran ustedes en su propia justicia. “No permitiremos que nadie traiga nada negativo a nuestras mentes y corazones,” insisten obstinadamente.

Escuchen esto, ustedes adúlteros y adúlteras, que se pintan sus rostros y usan peinados ostentosos y cosas finas y hablan palabras altivas y elevadas: A quienes Yo amo, a esos recibo, reprendo, castigo y corrijo. Los que Yo llamo, sufren persecución, tribulación y pérdida por Mi mano y no sólo por ellos mismos. Los que Yo llamo y escojo son afligidos y lamentan, aprendiendo el valor de las casas del luto, despreciando las casas de la mirra donde se congregan los necios y se destruyen a sí mismos tan astutamente.

¿Son positivas estas cosas? Cuando Yo les mando arrepentirse de sus pecados, sin guardarse nada, a tomar la cruz y morir, a desapegarse de sus seres queridos y de todas sus posesiones, ¿son estas cosas positivas o negativas? ¿No juzgan ustedes equivocadamente lo que es bueno y lo que es malo?

Ustedes realizan ceremonias, construyen edificios, hacen publicidad, se llaman reverendos, como si la gente debería reverenciarlos a ustedes, y doctores, como si supieran algo de Mí o de Mi parte, se ordenan a sí mismos y se hacen escuchar en cada calle y ciudad y, sí, es realmente a ustedes mismos a quienes dan a conocer, presumiendo que están dando a conocer lo que ustedes llaman “Las Buenas Nuevas.” Ustedes llaman y les pagan a oradores impresionantes para avanzar en sus metas y entretenerse a sí mismos y a sus cautivos, construyendo sus propios reinos, con oradores que hace tiempo Me olvidaron o que nunca Me han conocido.

Ustedes realizan seminarios y presumen vender mis dones y ministerios como Simón (el mago) esperaba que lo hiciera Pedro. La respuesta de Pedro expresó precisamente Mis sentimientos. Ustedes hacen grandes obras, creyendo que están haciendo tesoros en el Cielo conmigo, dice el Señor. Sus propias obras es lo que hacen ustedes, y desprecian las Mías. Ustedes no saben nada acerca de Mis obras.

Hay un testimonio que va hacia ustedes y está siempre allí, protestando contra ustedes y sus caminos perversos, mas Yo no protestaré para siempre contra los que presumen servirme a Mí pero que insisten en perseguir sus propios placeres y servir a sus propios vientres. Aun ahora, ha habido veces cuando ustedes Me han invocado y Yo no he respondido, aunque ustedes, en sus perversas ideas, se imaginan que sí. “A veces Él responde con un ‘No’,” racionalizan siempre astutamente ustedes y sus “amantes” pastores y ancianos, y continúan en sus pecados. Por cuanto ustedes no Me escuchan a Mí, Yo no los escucharé a ustedes.

Sin embargo, otra vez, Yo llamo a aquellos que van a ser salvos de esta generación malvada y quienes me van a decir a Mí: “Hágase Tu voluntad y no la mía,” con todas las fuerzas de su corazón, listos para obedecer y tomar Mi yugo, dejando el suyo propio y el de sus atormentadores, olvidándose del placer de Egipto – las iglesias que se presentan en Mi Nombre con grandes títulos Bíblicos religiosos. A esos les digo Yo: “Vengan y sean salvos; vengan y sean sanos; vengan y crean la verdad, por la cual se salvarán ustedes y sus hijos. Dejen de creer a las mentiras que ustedes han llamado verdad y crean a la verdad que ustedes llaman mentiras e inventos. Consideren por sus vidas; corran por sus vidas. Salgan de en medio de ellos y sean santos y no toquen cosa inmunda, y Yo seré un Padre amante para ustedes, abrazándolos con gran compasión, derramando sobre ustedes bendiciones que sus ojos no han visto ni sus oídos han oído.”

Con lágrimas, Yo los recibiré, los perdonaré, los limpiaré y los vestiré de nuevo, ungiéndolos con aceite y fragancias que ustedes nunca han conocido, y ustedes serán mis hijos y mis hijas, regocijándose en la luz y diciendo: “¡Quién se habría imaginado qué era lo que estábamos reteniendo y lo que tenemos ahora! Nos gozaremos en Dios nuestro Salvador Quien no hace acepción de personas, el Único que hace cosas maravillosas, Quien es paciente y Cuya misericordia dura para siempre, Quien nos liberta de nuestros propios engaños, Quien cada día nos llena de grandes beneficios, Quien se revela a Sí Mismo a los humildes y nos hace libres, Quien nos hace estar en lugares altos y Quien se regocija sobre nosotros con alegría.”

Esta profecía fue inspirada por una confrontación con la Iglesia Victoria, casa del Canal de Milagro. En mayo de 2007, Dick Deweert (el entonces presidente del Canal del Milagro) fue sorprendido en una relación extra-marital. Él renunció a su posición, y su esposa, Joan, también renunció para apoyar a su esposo. Lea la respuesta de Víctor a esa situación: El Desnudamiento de Dick Deweert (disponible sólo en ingles).

Traducido al español por Edwin Romero
Translated into Spanish by Edwin Romero

 

Haga clic AQUÍ para ver todos los artículos disponibles en español.

 

 

How We View and Use the Scriptures

Copying & Linking

We Want You to Know...

 How One Is Saved

Mundane Matters of Importance

 

Site Search:

 

 

Authors: Victor Hafichuk & Paul Cohen

 

© The Path of Truth - 2016