Print Friendly

¿Es Vana Tu Profesión de Fe, Cristiano?

EnglishSpanishVietnamese

“Pero Mi pueblo Me ha olvidado, quemando incienso a las vanidades, y éstas les han hecho tropezar en sus caminos, desviándoles de las sendas antiguas, para que caminen por sendas, por camino no preparado.” (Jeremías 18:15 RVG)

Recientemente le dije a un miembro de una iglesia cristiana común que él estaba en tinieblas. Él no pudo entender cómo era eso. Cuando empecé a señalarle ejemplos de sus tinieblas, él se quedó perplejo. Él no podía argumentar contra mí o contra la Biblia, viendo que lo que la Biblia y yo le estábamos diciendo y lo que él vivía estaba en un conflicto obvio.

Muchos que no creen estar en tinieblas nunca han conocido la Luz Verdadera, y por lo tanto, no saben la diferencia. La membrecía de la iglesia, no importa cuán dedicada o antigua, no sirve para con Dios, Quien es la Luz. Creer en algunas doctrinas verdaderas tampoco es suficiente para Él; los fariseos son ejemplo de ello. Ahora, la Biblia dice que si uno anda en tinieblas, no sabe hacia dónde va (Juan 12:35). ¿Cuántos piensan que andan recta y firmemente, cuando, en realidad, ellos están llenos de raspones, y a menudo están tirados en el suelo?

Hay quienes profesan fe en Cristo y fervientemente creen que ellos están sin pecado, aunque sufren terribles enfermedades y dificultades. Entonces ellos concluyen que el pecado no es el problema ni la raíz. Ellos pronto se identifican con Job, el hombre paciente que sufrió grandemente, aunque él “era perfecto y justo, temeroso de Dios y apartado del mal.” Ellos se entregan al orgullo espiritual, presumiendo ser piadosos, valientes y llenos de una fe ejemplar. Pronto llegan a ser “autoridad” en materia del sufrimiento y la sanidad en el contexto Cristiano Bíblico, y perecen en su orgullo y prácticas paganas e idólatras, creyendo que ese es el propósito de sus pruebas en Cristo. Ellos no llegan a considerar y reconocer que Job no pereció en sus pruebas, sino, más bien, él fue doblemente honrado y bendecido por Dios al final, mientras que los que usan a Job como excusa perecen en sus males y tragedias. Es notorio que ellos no reconozcan que, contrario a ellos, el “perfecto y justo, quien temía a Dios y era apartado del mal” fue liberado de su calamidad y fue grandemente bendecido, cuando finalmente confesó:

“De oídas Te había oído; mas ahora mis ojos Te ven. Por tanto me aborrezco, y me arrepiento en polvo y en ceniza.” (Job 42:5-6 RVG)

Job fue un clásico ejemplo por Dios, una alegoría viviente establecida por el Cielo para demostrar Su voluntad y caminos para todos los que Le buscan y Lo honran en todos sus caminos. Mi propósito es dejar bien claro que Dios sana y liberta, bendice y prospera. El pecado es invariablemente la raíz que causa la enfermedad y la tragedia. El problema es que muchos que han aprendido mentiras como verdades, en el Nombre de Cristo, han sido engañados, y están practicando y enseñando cosas que enojan a Dios y los destruyen a ellos, aunque en una forma maravillosa. Para los que sufren y no saben la diferencia entre el sufrimiento justo y el injusto, esta serie es para ustedes. Ustedes también pueden leer: Dios Sana Hoy, a Su Manera.

(Permítanme aclarar algo. No estoy regañando o reprendiendo al mundo, los que no profesan fe en Jesucristo como su Señor y Salvador. Ellos están mejor que los que profesan fe pero que son culpables de los pecados que se enumeran aquí. Me refiero a los pecados de los que creen ser fieles creyentes en Cristo. Habiendo dicho eso, también puedo prometer, con confianza por mi experiencia en las cosas de Dios y por el testimonio de las Escrituras, que aun los que no profesan la fe cristiana se beneficiarán mucho si aprovechan el consejo de Dios que se encuentra aquí.)

Tú dices que crees en Jesús, que Él pagó por tus pecados, pero tus pecados te están destruyendo. “¿Cuáles pecados?” te preguntas, tal vez indignado. Yo te lo diré. Hay muchos pecados que los cristianos cometen todos los días, creyendo que están sirviendo a Dios y haciendo Su voluntad. A ver si tú me crees y eres librado, o si continúas en tus pecados y terminas destruido en ellos. No seas fanático ni despreciativo; te costará caro; sé receptivo, cree, obedece y serás grande y gozosamente bendecido.

Aunque hay muchos pecados que la gente sabe que son pecados, el propósito principal de este escrito es señalar los que los cristianos no sólo ignoran que son pecados, sino que hasta creen que son cosas que Dios ordenó, tales como guardar el domingo, la membrecía denominacional y las celebraciones de la Navidad y la Semana Santa (Easter/Astarté), cosas sobre las cuales está la ira de Dios y por las cuales Su pueblo sufre y a menudo muere. Puedes estar seguro de que tus pecados no sólo te alcanzarán sino que te alcanzan desde ya.

¿Guardas Tú el Domingo como Si Fuera el Sabbat?

Cristiano, ¿guardas tú el domingo como tu día de reposo, sustituyendo el Sabbat de Dios? (No, no soy “Adventista del Séptimo Día,” o de los llamado “sabatistas.”) ¿Puedes mostrarme algún lugar en la Biblia donde Dios cambió el día de reposo? Esto es lo que Santiago dice acerca de quebrantar la Ley:

“Porque cualquiera que guardare toda la Ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos.” (Santiago 2:10 RVG)

Estas son las palabras dichas por un cristiano, un verdadero discípulo de Jesucristo, y no un fariseo. Él no estaba hablándoles a judíos inconversos sino a cristianos. ¡Y él no estaba hablando así por “ignorar los tiempos,” sino por el Espíritu de gracia y verdad, por Jesucristo! Su carta está incluida en el Nuevo Testamento como instrucción para los creyentes y maestros en Cristo.

Lee acerca del Sabbat. Lee Las Verdaderas Marcas de un Culto (Secta) y te sorprenderás y recibirás instrucción de cómo esas marcas se aplican a todas las organizaciones cristianas nominales, religiosas y formales.

¿Estás Participando en el Envenenamiento de la Tierra?

Cristiano, ¿apoyas tú la industria alimentaria convencional consumiendo alimentos no-orgánicos, los cuales han sido rociados de venenos y vaciados de nutrientes en cámara lenta por el príncipe de este mundo mediante sus hijos? Lee De Regreso a lo Básico y Christian Physical Diet.

Granjero cristiano, ¿usas tú antibióticos, hormonas de crecimiento y químicos en tus animales? ¿Usas pesticidas, herbicidas, fungicidas y fertilizantes artificiales en tu tierra, destruyendo todos los elementos del medio ambiente indiscriminadamente? Esto es lo que Dios promete a quienes hacen eso:

“Las naciones se enfurecieron, y vino Tu ira y llegó el tiempo de juzgar a los muertos y de dar la recompensa a Tus siervos los profetas, a los santos y a los que temen Tu Nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra.” (Apocalipsis 11:18 NBLH)

¿Y tú que no eres granjero, eres inocente? ¿Estás tú apoyando tales prácticas, comprando y comiendo lo que producen los granjeros impíos, y quedándote callado cuando lo hacen? ¿Por qué crees que tú y los tuyos están muriendo de cáncer y sufriendo tantas otras enfermedades y tragedias? Tú estás desobedeciendo a Dios. A sabiendas o no, las consecuencias están allí.

¿Celebras Fiestas Paganas?

¿Celebras la Navidad y la Semana Santa? Estás blasfemando y metiendo tu dedo en el ojo de Dios cuando lo haces. (No, no somos Testigos de Jehová.) Lee Ese Diabólico Espíritu de la Navidad.

¿Celebras el Día de San Valentín, cumpleaños, y tantos otros eventos paganos, con los cuales el mundo no tiene problemas y hasta creen que son agradables a Dios? Después de todo, ¿no es el Día de San Valentín todo acerca de “el amor”? ¡Necios hijos de las tinieblas! Andan a tientas y se destruyen a sí mismos en todas estas indulgencias. ¿Saben ustedes quién es Cupido? ¿Saben el origen del “Día de San Valentín” y de la celebración de los cumpleaños? ¿Se dan cuenta ustedes de que están escupiendo el rostro de Dios cuando hacen estas cosas? ¿Es de extrañarse que Él no escuche sus oraciones?

¿Envías tú a tus hijos a pedir dulces en Halloween, o les abres la puerta a otros niños, dándoles algo esa noche satánica? ¿Decoras tu casa con calabazas, brujas, fantasmas, duendes, demonios y piratas? Ejército de Salvación: Ustedes ponen exhibiciones de Halloween en sus Tiendas de Ahorro y aprovechan la oportunidad comercial en el nombre de Satanás; ¿y así se hacen llamar una organización cristiana? ¡Qué vergüenza! Si ustedes quieren ser como el mundo, es mejor que no se identifiquen con Jesucristo con su satanismo. ¿Es de extrañarse que ustedes caigan bajo la ira de Dios con las enfermedades que Él envió a los egipcios y los juicios del mundo? Esto es lo que Él promete a todos los que creen:

“Si escuchas atentamente la voz del SEÑOR tu Dios, y haces lo que es recto ante Sus ojos, y escuchas Sus mandamientos, y guardas todos Sus estatutos, no te enviaré ninguna de las enfermedades que envié sobre los Egipcios. Porque Yo, el SEÑOR, soy tu sanador.” (Éxodo 15:26 NBLH)

El pecador obstinado que se justifica a sí mismo responderá: “Dios estaba hablando de las plagas que Él envió a Egipto,” o “Ellos no tenían fibromialgia, Parkinson o Esclerosis Múltiple en ese tiempo; esto es diferente.” ¿De verdad? En un tiempo se creyó que cosas como el cáncer, la artritis y las enfermedades del corazón no existían tampoco, pero los arqueólogos han encontrado otra cosa. Entonces, Dios te salva de granizos gigantes y de ranas, pero te deja morir de cáncer. ¿Tiene sentido eso? ¿Es contradictorio Él en Sus caminos o lo eres tú? Al llamarte “cristiano” y perecer en tus pecados, te contradices a ti mismo y lo representas mal a Él. Al apoyar mentiras, también eres culpable de la destrucción y del asesinato porque tú influencias a otros a creer esas mentiras cuando, en lugar de eso, tú deberías estar liberándolos con la verdad.

¿Celebras las Fiestas Simbólicas?

¿Celebras las Fiestas Levíticas, creyendo que honras a Dios al hacerlo? En realidad, Lo deshonras. En primer lugar, tú no tienes a un Levita para que oficie y haga los sacrificios necesarios de acuerdo con la Ley. En segundo lugar, tú no tienes el Tabernáculo de Dios donde hacer esos sacrificios, aun si pudieras encontrar a un Levita que lo hiciera por ti. ¿Dices tú que Yeshua, el Cordero de Dios, ya ha sido sacrificado, y que Su Cuerpo es el Tabernáculo? Ese es exactamente el punto; entonces, ¿por qué estás mirando la sombra en vez de la Sustancia? Tu religión es vana, tú que exclusivamente usas el Nombre Hebreo como YHWH y otros (Lee The Error of Insisting on Using Hebrew Names for God.) Tú presumes que guardas la Ley, pero no la guardas de acuerdo con la Palabra de Dios, Quien le dijo esto a Moisés:

“Y que hagan un santuario para Mí, para que Yo habite entre ellos. Conforme a todo lo que te voy a mostrar, conforme al diseño del Tabernáculo y al diseño de todo su mobiliario, así lo haréis.” (Éxodo 25:8-9 LBLA)

¿Estás haciendo las cosas de acuerdo con todo lo que se le reveló a Moisés? No, no es así. Por lo tanto, estás bajo maldición, así como está escrito:

“Porque todos los que son de las obras de la Ley están bajo maldición. Porque escrito está: Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas que están escritas en el libro de la Ley, para hacerlas.” (Gálatas 3:10 RVG)

Lee The Feast-Keeping that Is Sin.

¿Sigues Tú las Doctrinas de Demonios?

¿Crees toda clase de doctrina de demonios, las llamadas “fundamentos del cristianismo ortodoxo”? ¿Sabías tú que al igual que somos lo que comemos, así también somos lo que creemos (lo que comemos espiritualmente)? Lee Doctrinas Diabólicas, y considera.

¿Eres Tú Hipócrita?

¿Te molestas con quienes no creen lo que tú crees? ¿Qué te hace pensar que tú eres tan diferente delante de Dios? ¿Miras de menos a los mormones, por ser tú miembro de la iglesia Cristiana Reformada? ¿Desprecias a los católicos, tú que eres bautista? ¿Eres mejor, más inteligente, o más espiritual? Lee Las Verdaderas Marcas de un Culto (Secta), y descubre que hay menos diferencia de la que te imaginas.

¿Adoras Tú a Mamón?

¿Son tu interés y conversación siempre acerca del dinero, dinero, dinero? Conozco a un cristiano profesante que nunca puede tener una conversación con nadie, a menos que saque a relucir cuánto dinero hace, cuánto cuesta su casa, qué clase de buenos tratos ha hecho, cuánto tienen o ganan otros hombres acaudalados, cuánto, cuánto, cuánto… Él está consumido con la idea de hacer dinero, ahorrar dinero, y más dinero. Pero él es “cristiano,” y Dios es “aderezo” para él. Él cree que por profesar fe por gracia, él es libre para ser rico y concentrarse en las riquezas, como si eso fuera su bendición dada por Dios. Esto es lo que Jesús dijo al respecto:

“Tú no puedes adorar a dos dioses a la vez. Al amar a un dios, terminas aborreciendo al otro. La adoración del uno alimenta el aborrecimiento del otro. No puedes adorar a Dios y al Dinero también.” (Mateo 6:24 El Mensaje)

“¡Yo no estoy adorando al dinero!” exclama él. ¿No? Entonces, ¿por qué es que siempre estás hablando de riquezas financieras y de ganancias, invariablemente, una y otra vez? Yo he oído la misma historia varias veces… raramente acerca del Señor, ¡siempre sobre el dinero! ¿Realmente crees que tú puedes ir y hacer lo que te plazca, sólo porque has dejado de beber y fumar, ahora que eres “creyente”? Te espera un tiempo duro, cristiano de vana profesión. Estás condenado en tu ambiciosa “gracia.” Pablo te incluye con los fornicarios:

“Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el Reino de Cristo y de Dios.” (Efesios 5:5)

¿Eres Sectario?

¿No tienes problema con la afiliación denominacional? ¿Apoyas tú las divisiones religiosas, contrario a las claras reprensiones del apóstol Pablo? Lee:

“Porque cuando uno dice: ‘Yo soy de Pablo,’ y otro: ‘Yo soy de Apolos,’ ¿no son como hombres del mundo? ¿Qué es, pues, Apolos? ¿Y qué es Pablo? Servidores mediante los cuales ustedes han creído, según el Señor dio oportunidad a cada uno.” (1 Corintios 3:4-5)

“Yo soy cristiano reformado,” o “Yo soy luterano,” o, “Nosotros somos calvinistas,” o, “Somos menonitas,” o, “Somos pentecostales,” o “Yo soy católico, la mayor, más antigua Iglesia original que Jesucristo fundó sobre Pedro, ‘la Iglesia Madre.’” Jesucristo no se impresiona, especialmente cuando tú Le atribuyes a Él algo que no es verdad.

¿Crees tú que el apóstol Pablo era un tonto fanático, un extremista? Él fue escogido por Dios para dar a conocer Sus pensamiento, caminos y voluntad a la gente. Si Pablo fue un extremista, Dios es un extremista. Arréglate con Él.

¿Está Tu Iglesia Registrada Con el Gobierno?

¿Das diezmos y ofrendas a tu iglesia? Si es así, ¿te dan un recibo por ello? Si es así, ¿por qué te dan recibos en tu iglesia? ¿Lo hacen para que te los deduzcan de los impuestos? Una iglesia solamente puede emitir recibos para deducción de impuestos porque está registrada y tiene licencia del gobierno para hacerlo. ¿Qué es entonces una iglesia y cuál es su propósito? ¿Por qué una iglesia da recibos por ofrendas para Dios? ¿No es para que los miembros de tal iglesia se motiven a dar más? ¿No es cierto que si tu iglesia da recibos por las ofrendas, y otra no lo hace, aunque las dos enseñen las mismas doctrinas y hagan las mismas cosas, algunas personas preferirán ir más a la iglesia donde podrán conseguir reducción en sus impuestos? ¿No tiene que ver con Mamón todo esto?

¿No se supone que la iglesia es el Cuerpo de Cristo? ¿No son los propósitos de la iglesia: uno, aprender de Dios; dos, dar testimonio del Señor; tres, tener comunión con otros creyentes; y cuatro, traer las buenas nuevas, el Evangelio, a los incrédulos? ¿Por qué siquiera considerarían los verdaderos creyentes registrarse con un gobierno gentil e incrédulo para obtener crédito monetario y que la iglesia pueda hacer todas estas cosas?

Yo te pregunto: ¿Ves a Jesús y a Sus discípulos registrándose como iglesia con Pilato para poder tener reducción de impuestos? Simplemente pensar eso, ¿no es ridículo y despreciable? ¿Se registró con el gobierno la iglesia primitiva de los Hechos? ¿Necesita Cristo, la supuesta Cabeza de la iglesia, un permiso formal o de cualquier clase de parte de los hombres para poder traerles Él la salvación por medio de Su Cuerpo? ¿Hacemos eso nosotros, como Su Cuerpo representativo en la tierra, aunque Él como Cabeza no lo hizo? ¿No dijo Él, “Como Mi Padre Me envió a Mí, así los envío Yo a ustedes,” y “así como el mundo Me aborrece, así los aborrecerá a ustedes”? ¿Podrás conseguir, y necesitas, derechos legales para adorar a Dios y predicar la Verdad? ¿Requerirá el Creador permiso y apoyo de la criatura? ¿Caminas en la luz, cristiano? Si perteneces a una organización que está en tinieblas, tú también estás en tinieblas, no sólo en este asunto, sino en todo; no te equivoques. Jesús dijo esto:

“La lámpara de tu cuerpo es tu ojo; cuando tu ojo está sano, también todo tu cuerpo está lleno de luz; pero cuando está malo, también tu cuerpo está lleno de oscuridad.” (Lucas 11:34 NBLH)

¿Tienes Objetos Religiosos?

¿Tienes cuadros e imágenes religiosas en tu casa? ¿No sabes que esas cosas automáticamente traen la ira de Dios sobre ti y sobre los de tu casa? ¡Date cuenta! No me digas que tú no adoras esas cosas. Tú las valoras – ¿no es así? – y a la luz del hecho de que Dios te dijo que no los tuvieras. Ignora Sus mandamientos para tu propio mal. Lee Religious, Images, Icons, and Likenesses.

¿Eres Mundano?

¿Estás en amistad con el mundo? ¿Gastas tu tiempo, dinero y energías en deportes, en ver y asistir a juegos y exhibiciones? ¿Apuestas, sin importar qué tanto o qué poco? ¿Vives para ti mismo, buscando el disfrute o la complacencia en la pesca, acampando, en picnics, fiestas, viajes, edificios, botes, yates, colección de arte, etc.? ¿Crees realmente que tienes la entrada al Cielo con ese tipo de actitud y estilo de vida? ¡Piénsalo bien! Satanás te tiene del cuello y te lleva al fuego, aunque vivas en placeres. Tú, por tus caminos, le das a él derechos legales para hacerlo. Dios no consiente a los malcriados. ¿Así que crees que estás libre de la Ley de Dios? Piénsalo bien, señor(a) libre:

“No piensen que he venido para poner fin a la Ley o a los Profetas; no he venido para poner fin, sino para cumplir. Porque en verdad les digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, no se perderá ni la letra más pequeña ni una tilde de la Ley hasta que toda se cumpla. Cualquiera, pues, que anule uno solo de estos mandamientos, aun de los más pequeños, y así lo enseñe a otros, será llamado muy pequeño en el Reino de los Cielos; pero cualquiera que los guarde y los enseñe, éste será llamado grande en el Reino de los Cielos. Porque les digo a ustedes que si su justicia no supera la de los escribas y Fariseos, no entrarán en el Reino de los Cielos.” (Mateo 5:17-20)

¿Se obtiene aceptación con Dios mediante guardar la Ley? ¡Absolutamente no! Lo que estoy diciendo es que a menos que el cumplimiento de la Ley se haga evidente en ti, no tienes Su justificación.

Esto es lo que dice Juan:

“Hijos míos, que nadie los engañe. El que practica la justicia es justo, así como Él es justo. El que practica el pecado es del diablo, porque el diablo ha pecado desde el principio. El Hijo de Dios se manifestó con este propósito: para destruir las obras del diablo. Ninguno que es nacido de Dios practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él. No puede pecar, porque es nacido de Dios. En esto se reconocen los hijos de Dios y los hijos del diablo: todo aquél que no practica la justicia, no es de Dios; tampoco aquél que no ama a su hermano.” (1 Juan 3:7-10 NBLH)

¿Realmente crees que vivir como viven los del mundo es de lo que se trata “tomar la cruz”? ¿Alguna vez has oído acerca de tomar la cruz? ¿Sabes tú qué significa eso, cristiano? Si te haces llamar cristiano, y eres cristiano, tú sabrás que has sido llamado a tomar la cruz (como ponerte la ropa todos los días), a costa de tu vida en este mundo.

¿Honras a Falsos Hermanos?

¿Honras como a hermanos y hermanas a todos los que nombran a Cristo, simplemente porque ellos lo nombran? ¿No te das cuenta de que eres tan culpable de llamar, sin causa justa, “cristianos” a los que no son cristianos, como lo son quienes acusan, sin causa justa, a los verdaderos cristianos de no ser cristianos? ¿Te das cuenta de que acarreas maldición a tu alma en estos asuntos? Jesucristo no es el hermano mayor de ningún alma no regenerada, cuyo corazón es corrupto. Al llamar “hermanos en Cristo” a quienes viven en pecado, Le estás atribuyendo a Cristo el estilo de vida de ellos. Tú estás, en efecto, blasfemando.

¿Eres Glotón?

¿Cuánto comes tú, cristiano? ¿Eres obeso? ¿Eres glotón? ¿No has leído que los borrachos no entrarán al Cielo? ¿No te das cuenta de que Dios clasifica la glotonería junto con la borrachera? Aquí lo tienes:

“Y dirán a los ancianos de la ciudad: Este nuestro hijo es contumaz y rebelde, no obedece a nuestra voz; es glotón y borracho.” (Deuteronomio 21:20)

“Mas ahora os he escrito, que no os asociéis con ninguno que, llamándose hermano, sea fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón, con el tal ni aun comáis.” (1 Corintios 5:11)

¿Te Cuesta Perdonar?

¿Mantienes falta de perdón? ¿Aborreces a alguien? ¿Estás amargado o resentido con alguien, sin importar si de verdad ellos te han hecho algo malo o si sólo es que tú percibes que lo han hecho? Esto es lo que Juan dice al respecto:

“El que dice que está en luz, y aborrece a su hermano, está todavía en tinieblas. El que ama a su hermano, está en luz, y no hay tropiezo en él. Pero el que aborrece a su hermano, está en tinieblas, y anda en tinieblas, y no sabe a dónde va; porque las tinieblas le han cegado sus ojos.” (1 Juan 2:9-11 RVG)

¿Es cristiana esa persona? Esto es lo que Jesús dijo al respecto:

“Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo: En cuanto lo hicisteis a uno de estos Mis hermanos más pequeños, a Mí lo hicisteis.” (Mateo 25:40)

¿Quedas Mal Con Tus Compromisos?

¿Haces promesas y te comprometes a ciertas obligaciones, y luego quedas mal con quienes sí cumplen su parte del compromiso? Conozco a un hombre que, sin avisarle a su patrono, faltó al trabajo, para poder asistir a una fiesta anual. Él parecía creer que Dios lo honraría por eso. Dios no honra tales artimañas, sin importar cuánto creamos estar agradándolo a Él. ¿Puede confiar en alguien así su prójimo, a quien él ha sido llamado a amar como a sí mismo? Indudablemente que no. Esto es lo que el Señor dice sobre tal comportamiento:

“¿Quién subirá al monte del SEÑOR? ¿Y quién podrá estar en Su lugar santo? El de manos limpias y corazón puro; el que no ha alzado su alma a la falsedad, ni jurado con engaño.” (Salmo 24:3-4)

“No traigan más sus vanas ofrendas. El incienso Me es abominación. Luna nueva y día de reposo, el convocar asambleas: ¡No tolero iniquidad y asamblea solemne! Sus lunas nuevas y sus fiestas señaladas las aborrece Mi alma. Se han vuelto una carga para Mí, Estoy cansado de soportarlas. Cuando extiendan sus manos, esconderé Mis ojos de ustedes. Sí, aunque multipliquen las oraciones, No escucharé. Sus manos están llenas de sangre. Lávense, límpiense. Quiten la maldad de sus obras de delante de Mis ojos. Cesen de hacer el mal. Aprendan a hacer el bien, busquen la justicia. Reprendan al opresor, defiendan al huérfano, aboguen por la viuda.” (Isaías 1:13-17 NBLH)

¿Eres Supersticioso?

¿Te metes con la adivinación, los horóscopos, lectura del té, lectura de la mano, Ouija, barajas del tarot, bolas de cristal, hechizos de buena suerte o supersticiones de cualquier tipo? ¿Crees en y esperas la “buena suerte”? Estás condenado al hacer eso. A Dios no le agrada para nada. “Es sólo por diversión,” dirás tú. Estoy seguro que al Señor le encanta tu diversión con esas cosas que Él condena, y contra las cuales Él derramó Su sangre. ¡Qué divertido!

¿Eres Vanidoso/a e Inmodesto/a?

¡Mujer “cristiana”! ¿Vas a la playa, a la piscina, o al baño sauna en público usando traje de baño o bikini? ¿Realmente crees que eso es agradable a Dios? ¿Irías a la “iglesia” o a la escuela o al trabajo, o caminarías por las calles o irías de compras vestida así? Conozco una mujer que, por práctica religiosa, ni siquiera usa maquillaje, usa cabello largo y vestidos largos, pero luego se pone un traje de baño en público. ¿No es eso hipocresía? De verdad que es vergonzoso que los hombres y las mujeres se desnuden delante de otros, especialmente las mujeres. ¿Usas pantalones apretados y blusas o vestidos cortos, y te repellas el rostro con maquillaje, y tus uñas con esmalte? ¿Perforas tu cuerpo y te haces tatuajes? ¿Tienes que estar al día con los estilos y las modas, las herramientas con que los mercaderes depredadores apelan a tu orgullo y vanidad?

¿Y qué de las cirugías? ¿Vas al cirujano para tener un busto más grande, un abdomen más plano, un estiramiento facial u otras vanidades, poniendo en peligro tu bienestar físico por agradarte a ti misma? ¿Le agrada eso a Dios?

“Engañosa es la gracia y vana la belleza, pero la mujer que teme al SEÑOR, ésa será alabada” (Proverbios 31:30).

¿Eres un Masturbador?

¿Te masturbas? ¿Enseña o concede esto tu iglesia como una alternativa al pecado de fornicación? ¿O no lo discuten para nada, dejándote que sigas tus propios pensamientos e inclinaciones? Puedes estar seguro de que ser indulgente con los placeres de la carne es sembrar corrupción, y eso mismo vas a cosechar. En lugar de gobernar tú y someter tu propio cuerpo, eres gobernado por los apetitos carnales y físicos. Para el mundo esto es lo normal de las cosas, pues no saben algo mejor o diferente, pero para el cristiano es una pérdida trágica. No tienen idea de lo que están perdiendo o haciéndose a sí mismos los que invocan el Nombre de Cristo y se masturban. En lugar de entrar en la vida victoriosa del Espíritu, se consignan a la muerte espiritual:

“Pero la que se entrega a los placeres desenfrenados, aun viviendo, está muerta.” (1 Timoteo 5:6 NBLH)

¿Crees que la Ley No Se Te Aplica a Ti?

¿Estoy yo predicando la Ley? Sí, así es. No me digas que la gracia que tú dices tener te da licencia para ser como el mundo, para hacer como te plazca, para pecar. Jesús sí dijo que Él vino a cumplir la Ley, pero Él también dijo que ninguna parte de la Ley sería quitada. Si Él ha cumplido la Ley en ti personalmente, entonces se notará, ¿no es así? ¿Por qué no se nota? ¿Será que tu experiencia o estatus con el Señor es falso? ¿Será que realmente estás engañado, que tus compañeros espirituales, tus mentores y líderes te están desviando y que tú los estás engañando a ellos? ¿Por qué los divorcios? ¿Por qué la turbulencia financiera? ¿Por qué la enfermedad y la muerte, los accidentes automovilísticos, los accidentes de trabajo en tu vida, los robos en tu casa, la maldad y rebelión y muerte prematura de tus hijos y seres queridos, los adulterios, los engaños, las pérdidas, las derrotas y todas las maldiciones que te siguen dondequiera que vayas? ¿Representan estas cosas la vida abundante que Jesús le prometió a Su pueblo? ¿Tal vez sea algo más? Esto fue lo que Jesús dijo:

“El ladrón sólo viene para robar, matar y destruir. Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.” (Juan 10:10 NBLH)

Entiende que yo no estoy predicando la salvación mediante la Ley. Estoy diciendo que si tú practicas todas estas cosas mundanas y malvadas, es porque nunca has conocido la salvación por gracia o porque tú has despreciado la misericordia y perdón de Dios, y no te has identificado con Él.

¿Te Avergüenzas del Señor? ¿Lees la Biblia?

¿Cambias de tema cuando alguien empieza a hablar acerca del Señor? ¿Te sonrojas o te apenas cuando se menciona el Nombre de Jesús, excepto cuando se usa en vano? ¿Está tu “fe” limitada a la seguridad de la asistencia semanal a los cultos de la iglesia, o a escuchar un sermón y echar un billete de a diez en el ofrendario? ¿Te parece suficiente con contar historias sensacionales de otros que se han jactado de su supuesta relación con el Señor, evitando la confrontación personal de tu propia relación con Él? ¿Lees la Biblia con placer e interés, o por obligación, o la lees siquiera?

(Ahora, si yo fuera un legalista, un proponente de la justicia mediante la Ley, yo podría decirte, “¡Lee tu Biblia!” Eso sería legalismo. Pero no es eso lo que estoy diciendo. Estoy diciendo que si tú no estás leyendo la Biblia, tú tienes un problema en tu relación con Dios. Ese problema tiene que ser tratado. Cuando se trate, leerás tu Biblia. Este documento es para alertarte sobre pecados.)

¿Eres Honesto/a y Fiel?

¿Evades tus impuestos? ¿No dijo Jesús: “Den al César lo que es del César”? ¿Le asignas valor justo a tus productos y servicios que prestas? ¿Exageras los valores? ¿No está escrito que “las medidas falsas son abominación al Señor”? ¿Representas en forma honesta y exacta las cosas que te corresponden? ¿Eres fiel a tu empleador, a tu esposa/o, a tus vecinos y a los demás? ¿No instruye el Señor, por medio de Pablo, que los trabajadores sirvan a los empleadores “con temor,” como si lo hicieran para el Señor personalmente?

¿Pones Tu Confianza en los Doctores?

Este es un asesino común sobre el cual la mayoría de cristianos profesantes no tienen idea. ¿Tomas la palabra de tu doctor como una ley, como conocimiento seguro? ¿Ves a tu médico como una autoridad segura? ¿Tienes “gran respeto” por él y otros doctores sólo porque son doctores y porque son llamados “Doctor”? Si él te dice que necesitas quimioterapia o radiación, ¿le crees? Si él te receta drogas y medicamentos, como antibióticos, Prozac, Estatinas, Celebrex o Viagra, ¿le crees? ¿Sabías tú que la mayoría de la gente idolatra a los doctores? ¿Por qué deben ser llamados ellos “doctor”? ¿Tienen ellos un estatus especial delante de Dios superior al de Sus hermanos? Ellos tienen algo de educación en farmacéuticos, anatomía, física, química, psicología y cosas así. ¿Los hace eso superiores en carácter y virtud?

¿Quién vale más para Dios, un granjero con manos sucias, quien, en su ocupación, cree y obedece a Dios, o un doctor sin fe con su estetoscopio y su limpia gabacha blanca, quien receta medios artificiales para tratar la enfermedad, aun si él les da el mejor “trato a los pacientes”? Él debería tratar al ama de casa normal con respeto, puesto que ella es una hermana en Cristo, pero no, con su ego inflado, él se come el temor y reverencia que la población tiene por los “doctores.”

Doctores, viene el día cuando los orgullosos son bajados y los humildes son exaltados. Aun ahora, el promedio de vida de ustedes es más corto que el de la población en general por un margen considerable. Uno cosecha lo que siembra.

¿Son “malos” todos los doctores? ¡Por supuesto que no! Sin embargo, hablando en términos generales, el establecimiento y profesión de médicos es mercenario, orgulloso, pomposo, tiránico, que dispensa muerte y destrucción, dolor y sufrimiento en todas las direcciones, cuando presume estar haciendo justamente lo contrario. El sistema está arreglado para lucrativamente tratar los síntomas en lugar de lidiar justamente con las causas de la enfermedad. Y tú, cristiano, cuando deberías entenderlo mejor, eres devoto de su poder e influencia, ¿no es así? Por supuesto, muchos de ustedes lo son… y están pereciendo.

¿Pones Tu Confianza en los Hombres?

¿Votas tú, cristiano? Estás poniendo tu confianza en el hombre y no en Jesucristo. Lee nuestra sección, “Thy Kingdom Come”: God’s Political Perspective.

Conclusión

Jesús dijo:

“No todo el que Me dice: Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que hace la voluntad de Mi Padre que está en los Cielos. Muchos Me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en Tu Nombre, y en Tu Nombre echamos fuera demonios, y en Tu Nombre hicimos muchos milagros?” (Mateo 7:21-22)

A menudo se discute sobre si Jesús estaba hablando de “cristianos verdaderos” o de los que erróneamente creían ser cristianos. ¿Importa eso? Santiago dice:

“Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras; muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras. Tú crees que hay un Dios; bien haces; también los demonios creen y tiemblan. ¿Mas quieres saber, oh hombre vano, que la fe sin obras es muerta?” (Santiago 2:18-20 RVG)

Sería mejor si el culpable nunca hubiese sido cristiano:

“Porque si habiendo ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, y otra vez se enredan en ellas y son vencidos, su postrimería viene a ser peor que su principio. Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, tornarse atrás del santo mandamiento que les fue dado. Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro volvió a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno.” (2 Pedro 2:20-22 RVG)

Permíteme hacerte esta pregunta: ¿Crees que tú eres salvo o que has sido predestinado para la salvación? ¿Crees que tú puedes hacer lo que quieras porque, “una vez salvo, siempre salvo”? Sólo recuerda que Judas también tuvo poderes espirituales, al igual que los 70 discípulos que se apartaron de Jesús. Al final, ¿importa si alguna vez tuviste una experiencia genuina con el Señor o no? Jesús dijo:

“Cualquiera, pues, que oye estas Mis palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. Y todo el que oye estas Mis palabras y no las hace, será comparado al hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó; y fue grande su ruina.” (Mateo 7:24-27)

¿Ya has oído, cristiano? Entonces tú responsabilidad es mucho mayor. ¿Pondrás por obra “Sus palabras” o te sientes “bajo la gracia y libre de toda obligación porque Su sangre pagó el precio”? ¿Estás obedeciendo o estás mintiéndote a ti mismo, pereciendo en tu auto-engaño?

Sean cristianos verdaderos o no, todos serán conocidos y juzgados por sus frutos. A quienes piensan hacer lo que les plazca, Jesús les dirá, y ahora mismo se los dice:

“¡Nunca los conocí! ¡Apártense de Mí, hacedores de maldad!” (Mateo 7:23)

Marca también estas palabras que habló Jesús, y tiembla, cristiano, “hijo del Reino”:

“Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el Reino de los Cielos. Mas los hijos del Reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.” (Mateo 8:11-12)

Arrepiéntete, cristiano; tú estás enfermo y muriendo en tus pecados; estás tomando Su Nombre en vano, y, como lo declaró Él, no te tendrá Él por inocente. No te molestes en racionalizar mientras vas al sepulcro, diciendo: “Él está probando mi fe,” o, “Uno no puede entender los caminos de Dios,” o, “Son cosas que suceden,” o, “Miren a Job,” o, “Bueno, son los químicos, o el trabajo, o culpa de otros, o así son las cosas,” etc. Dios reina supremo sobre toda Su creación como Señor y Salvador. Él dice:

“Porque sol y escudo es el SEÑOR Dios; gracia y gloria da el SEÑOR; nada bueno niega a los que andan en integridad.” (Salmo 84:11 LBLA)

Llámale a Él mentiroso al no arrepentirte y perece, o créele y obedécele a Él, y experimenta Su Soberano poder, amor y voluntad. Es tu elección.

Llamado legalista, secta, arrogante, enojado, prejuicioso, santurrón, fanático, extremista, odioso, divisionista, orgulloso y siervo de Satanás. ¿Pero por quiénes? Por los que aman las tinieblas más que la luz, y por quienes prefieren sus pecados antes que la voluntad de Dios, y la iniquidad (llamada “gracia”) antes que la Ley de Dios,

Víctor Hafichuk

Traducido al español por Edwin Romero
Translated into Spanish by Edwin Romero

Haga clic AQUÍ para ver todos los artículos disponibles en español.

Print Friendly