Print Friendly, PDF & Email

Doctrina Diabólica: Dios Está Tratando de Salvar a Todo el Mundo Ahora

EnglishSpanish

La gente ha dicho esto por siglos. El primer Santo Emperador Romano Constantino hizo el primer viejo intento de ayudar a Dios en Su obra, convirtiendo en “cristiano” al mundo occidental. Las doctrinas han sido diseñadas para “salvar” o “cristianizar” al mundo a través de cualquier estrategia posible – engaño, adulación y principalmente el terror y el soborno.

Note, sin embargo, que en la celebración de la primera Pascua (Éxodo 12), la sangre del cordero en las puertas sólo salvó a los primogénitos. Si los hebreos no hubiesen puesto la sangre en los dinteles de sus puertas, los primogénitos en sus casas habrían muerto, nadie más. Los egipcios perdieron a sus primogénitos en ese evento, a nadie más. Los animales perdieron a sus primogénitos, no el resto de sus crías.

Desde los días de Jesús en Su carne, Dios ha estado buscando y redimiendo solamente los primeros frutos, siendo Jesús la primicia de los frutos. Si Dios pudo detener a un pecador tan fácil y dramáticamente como lo hizo con Saulo de Tarso (Hechos 9:1-8), ¿por qué no a todos los demás? Porque Él no quiere; no es el tiempo.

Usted podría preguntar: “¿No murió Jesús para redimir al mundo entero?” La respuesta es sí, pero no a todos inmediatamente, aunque el fundamento de la salvación de todos fue puesto en la cruz y la resurrección.

Considere que aunque algunos experimentan la atracción de Dios que está fuera del alcance de ellos, una lucha de búsqueda interna, sin razón externa aparente, a otros alrededor de ellos y con circunstancias similares, no les importa para nada. “Nadie puede venir a mí si no lo trae el Padre que me envió” dijo Jesús (Juan 6:44). ¿Por qué el Padre no atrae a algunos? Porque no es su tiempo.

¿Por qué Jesús vino a dividir (Mateo 10:34-39)? Porque era el tiempo para algunos, y no para otros. Usted podrá decir: “Dios conoce el corazón y atrae a los que le buscan a Él.” ¿No es ese más bien un concepto de santurronería? ¿No sugiere eso que hay algo bueno en el hombre? ¿No declaran las Escrituras que ningún hombre busca a Dios? Solamente cuando el Padre determina atraer a un hombre, puede ese hombre empezar a buscar, y no antes de ese momento. Si a alguna persona le está sucediendo algo bueno, es solamente por la gracia de Dios.

Yo no busqué a Dios por años, y luego yo estaba buscándolo… no hay explicación externa. ¿Fue debido a circunstancias adversas? Yo no tenía más que muchos otros y tenía mucho menos que otros a quienes no les importaba nada. No, mi búsqueda fue un acto soberano de Dios, uno de pura gracia y misericordia. Yo no tuve nada que ver con eso, no me merecía ni me gané nada.

Cuando yo fui llamado, mi familia no lo fue, mis amigos tampoco, y yo tuve que dejarlos. Ellos no tenían el menor deseo de buscar a Dios. Tratar de hablarles de Dios era como tratar de explicarles física a unos perros en una perrera. Yo fui uno de esos perros hasta que el Espíritu de Dios empezó a moverse sobre mí.

¿Debemos predicarle el Evangelio a toda criatura? Eso fue lo que se les dijo a los discípulos, y en lo que ellos fueron, algunos creyeron, otros no, algunos fueron salvos, otros fueron condenados, y la mayoría quedó para el futuro. En todo el proceso, el Señor escogió Sus primeros frutos, vasijas de honra, y también vasijas de deshonra. Y ambos tienen su propósito para cada tiempo – unos llamados a dejar y otros a ser dejados.

Nunca encontramos que Pablo, o cualquier otro apóstol diga: “¡Santos, tenemos que salir por allí a todo costo y alcanzar a los perdidos! ¡Se están yendo derecho al infierno, para nunca volver, a arder para siempre!” ¡Tenemos que hacer algo! ¡Cada minuto, cada centavo cuenta! ¡No podemos desperdiciar ni tiempo ni esfuerzo ni dinero! ¡Esto es muy importante, sobre todas las cosas! ¡Pónganse a pensar!”

Si Dios ha estado tratando de salvar al mundo por estos 2,000 años, entonces Él es un triste fracaso y Satanás es el claro ganador. Dios salva un uno por ciento, y el noventa y nueve por ciento se van al inimaginable y eterno tormento, queriendo decir que “eterno” es “tiempo sin fin.” ¡Estos miserables resultados se dan, a pesar del hecho de que el amor es el que gana al final, y que el odio no paga bien; Dios es bueno, Satanás es malo; Dios es victorioso, Satanás es derrotado; Dios es el Creador, Satanás una simple criatura; Dios es omnipotente, Satanás infinitamente más débil; Dios sacrifica a Su Hijo Unigénito, Satanás no sacrifica nada; Dios es omnisciente y totalmente Sabio, mientras Satanás es el príncipe de las tinieblas y no tiene temor de Dios!

¿No será hora de que empecemos a darle a Dios, en vez de a Satanás, la gloria y alabanza por las cosas que creemos y hablamos? ¿No son estas doctrinas diabólicas en verdad aunque sea solamente porque le dan todo el crédito a Satanás? (Si usted dice: “Dios le ha dado al hombre libre albedrío y debe permitirle escoger por sí mismo,” entonces lea la siguiente Doctrina Diabólica – El Hombre Tiene Libre Albedrío.)

Si Dios está tratando de salvar a todo el mundo ahora, usted que dice ser cristiano lleva una carga imposible, dado que usted habla de cómo Dios necesita que usted vaya y salve a tantos como sea posible, tan pronto como sea posible y a todo costo, porque (según usted) Él depende del esfuerzo de los hombres. ¿Y no han mostrado ya los resultados que la “victoria” es miserable y Dios es el claro perdedor en tratar de salvar a todas las personas en esta vida?

No, la verdad es que en las edades por venir, Jesucristo salvará a todos los hombres:

Romanos 5:18-20 RVG
(18) Así pues, tal como por una transgresión resultó la condenación de todos los hombres, así también por un acto de justicia resultó la justificación de vida para todos los hombres.
(19) Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno los muchos serán constituidos justos.
(20) Y la ley se introdujo para que abundara la transgresión, pero donde el pecado abundó, sobreabundó la gracia.

Lea Las Buenas Nuevas. Y más material disponible en The Restitution of All Things.

Considere la alternativa a creer en esta doctrina: Dios tiene el control total. Él trabaja todas las cosas de acuerdo al consejo de Su voluntad; Él logrará todo lo que Él determine hacer, siendo Dios sobre todos. Usted puede reposar en Él.

 

DD Anterior

Todas las Doctrinas Diabólicas

Siguiente DD

 

Facebook Comments