Print Friendly, PDF & Email

Doctrina Diabólica: Las Denominaciones Son Legítimas a la Vista de Dios

EnglishSpanish

Satanás promueve la legitimidad y credibilidad de su reino glorificando sus puertas del infierno para mantener a los hombres en tinieblas y mantener su control sobre sus almas. Y los hombres tienen que justificar su iniquidad e independencia de Dios, pues ellos adoran lo que a ellos les place, cuándo, dónde y cómo. Como está escrito: “En esos días no había rey en Israel; cada uno hacía lo que le parecía bien ante sus ojos” (Jueces 21:25).

Jesús oró y les dijo a otros que oraran, “Hágase Tu voluntad en la tierra como en los Cielos.” Hay un acuerdo casi unánime con la creencia que cuando los cristianos lleguen al Cielo, no habrá secciones divisorias por denominación. Todos ellos serán uno.

Entonces permítame preguntar: Si el Señor nos dijo que se hiciera la voluntad de Dios en la tierra como en los Cielos, ¿qué derecho tenemos a ser partidistas en la tierra? ¿Qué derecho tenemos para dividir o contribuir a la división?

En obediencia al Señor, nosotros no hemos sido parte de ninguna denominación o grupo oficial de iglesia por más de 36 años hasta ahora. Nos han llamado culto por esta razón y nos han dicho repetidamente que hemos dejado de congregarnos con los creyentes (Hebreos 10:25). Pero yo les digo a esos que participan en organizaciones de iglesias separadas y denominaciones que ellos son los que han dejado de congregarse con el pueblo fiel y obediente de Dios. Ellos son las sectas de los hombres – siguiendo al papa de Roma, a Martín Lutero, a Juan Calvino, a Billy Graham, a Menno Simons, a Jacobo Huter, a Juan Knox, a Juan Wesley, a William Booth, a William Branham, a José Smith, a Benny Hinn, a Oral Roberts, a Jack Van Impe, y a una multitud más.

Son nuestros acusadores los que andan en tinieblas y no en luz, porque Jesucristo es la Luz y Él no se encuentra donde Él nos dice que no estemos nosotros. Si estas iglesias son todas tan fieles apuntando al Dios del Cielo y de la tierra, ¿por qué están tan divididos y en desacuerdo sobre tantas doctrinas y asuntos? El hecho es, ellos no están apuntando a ninguna verdad, ciertamente no a la de Dios, y por eso es que están donde están, contrario al señor y Sus mandamientos.

¿Por qué tantas denominaciones protestantes parecen creer que la Iglesia Católica es legítima? La “iglesia madre” busca cada oportunidad para traer a sus “hijos rebeldes” de regreso al redil para que haya un redil y un pastor, el “santísimo padre,” el “solo vicario de Cristo” en la tierra, el papa de Roma.

“Dios está trabajando en la unidad de las iglesias hoy,” he oído a la gente decir por décadas. Los que solían decirlo, en los días antiguos, se van desvaneciendo mientras las denominaciones crecen en número. La única unidad que tienen ellos es que todos ellos son iguales – falsos, formalistas, vacíos de Dios, y están continuamente bajo Su ira. Cuando ellos se unen organizacionalmente, tal como lo hicieron algunos, hace muchas décadas, para formar la Iglesia Unida de Canadá, ellos comprometen las doctrinas y prácticas Bíblicas; hacen compromisos para efectos de unidad y de sobrevivencia organizacional. No tiene nada que ver con la unidad en el Espíritu de Dios.

Pero los que desean unirse en unidad con Dios y Su pueblo saldrán de la religión organizada. Ellos dejarán de agradarse unos a otros por agradarse a sí mismos. Ellos se arrepentirán de la orgullosa independencia. Ellos se someterán a Dios, no a los hombres que construyen sus propios reinos en competencia con el Reino de Dios.

Ellos se someterán a Su autoridad, tratarán de obedecer, recibirán corrección y aprenderán Sus caminos. No habrá más juegos, entretenimientos religiosos, iniquidad, hipocresía, inmundicia, ni divisiones. Dios será el Factor Unificador, no los hombres, no la doctrina, no la membresía, no los beneficios sociales, ni ninguna otra cosa.

Pablo les escribió a los Corintios sectarios:

1 Corintios 1:10-13 RVG
(10) Os ruego, hermanos, por el Nombre de nuestro Señor Jesucristo, que todos os pongáis de acuerdo, y que no haya divisiones entre vosotros, sino que estéis enteramente unidos en un mismo sentir y en un mismo parecer.
(11) Porque he sido informado acerca de vosotros, hermanos míos, por los de Cloé, que hay contiendas entre vosotros.
(12) Me refiero a que cada uno de vosotros dice: ‘Yo soy de Pablo,’ ‘yo de Apolos,’ ‘yo de Cefas,’ ‘yo de Cristo.’
(13) ¿Está dividido Cristo? ¿Acaso fue Pablo crucificado por vosotros? ¿O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo?

Es notorio cómo el pueblo puede sentarse en sus bancas denominacionales y criticar a los corintios acerca de las divisiones de ellos, pero lo hacen. Yo lo hice, hasta que el Señor me abrió los ojos. ¡Qué fácil es mirar el error y las faltas de los demás, y aun así ser tan ciegos a los nuestros! Pero Dios terminó conmigo, y ahora yo predico para que otros puedan conocer Su voluntad.

Se dice que Dios levantó las denominaciones para enfatizar algunas verdades importantes. Los bautistas forcejean por la alegada importancia del bautismo en agua, los pentecostales predican el bautismo en el Espíritu Santo, el Ejército de Salvación enfatiza la ayuda a los pobres, y así sucesivamente.

¿Por qué, contrario a las Escrituras y al llamado de Dios al Cuerpo de Cristo a ser de una sola mente y corazón, necesitamos nosotros división general para forzar verdades específicas? ¿No es eso algo así como hacer que las prostitutas prediquen de castidad? ¿Qué será lo que fuman esos que sueñan con estos razonamientos para la perversión?

Y ¿qué tienen los católicos en verdad que otros no tienen – que la iglesia ramera es la verdadera iglesia de Dios? (Por supuesto, los católicos insisten en que todo lo que ellos creen es verdad.) ¿Qué verdad tiene la Iglesia de Inglaterra (Iglesia Anglicana en Canadá; Iglesia Episcopal en Estados Unidos) que otras no tienen? Su origen fue el intento de divorcio real de Henry VIII, la base misma de una forma de des-unidad, condenada por Dios.

¿Qué verdad tienen los metodistas que otros no tienen? El origen fue que Wesley predicaba la fe y quería una relajación de la formalidad y autoridad impuesta por la Iglesia de Inglaterra. No obstante, muchos grupos predican la fe y menos autoridad de los hombres. Entonces ¿por qué no están unidos ellos?

El Ejército de Salvación cree en lo que ellos llaman la “segunda bendición,” refiriéndose al bautismo en el Espíritu Santo, pero trate usted de encontrar a un miembro que tenga la experiencia, o sinceramente crea que todavía existe. Entonces ¿cuál es la verdad? ¿Uniformes y tubas? Ellos dan a los pobres, pero igual hacen otros en varias medidas. Los United Way y Visión Mundial también dan, y ellos no presumen ser una iglesia. En realidad, el fundador del Ejército de Salvación, “el General Booth,” inició una secta.

Es fácil imaginar lo que tanto la población religiosa como la secular pensarían si nuestra comunidad empezara a usar uniformes. “¡Secta! ¡Secta! ¡Abajo con ellos! ¡Se creen mejores que nosotros! ¡Son peligrosos! ¡Nos quitarán a nuestros hijos y se robarán las ovejas de nuestras denominaciones!”

Los bautistas se establecieron como los santos guardas del bautismo en agua, pero no les importa para nada ser bautizados en el Espíritu de Cristo a Quien profesan ellos servir y qué nuevo nacimiento representa el bautismo en agua. ¿No es eso como tomar una nuez, guardar la cáscara y tirar la pulpa? Al reprender a los Corintios, Pablo enfatizó el bautismo del Espíritu y le restó importancia al bautismo en agua:

1 Corintios 1:14-17 RVG
(14) Doy gracias a Dios que a ninguno de vosotros he bautizado, sino a Crispo y a Gayo,
(15) para que ninguno diga que yo he bautizado en mi nombre.
(16) Y también bauticé a la familia de Estéfanas; mas no sé si bauticé a algún otro.
(17) Porque no me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el Evangelio; no con sabiduría de palabras, para que no se haga vana la cruz de Cristo.

Los bautistas dicen predicar el Evangelio de Pablo, pero lo contradicen en asuntos fundamentales de la fe. Ellos no creen, pero trate usted de decirles eso. Ellos insistirán que su fe y denominación son las únicas verdaderamente legítimas.

Los pentecostales predican la bendición pentecostal, el bautismo en el Espíritu Santo, pero yo me he encontrado con muy pocos pentecostales con el Espíritu de Dios. He visto algunos con otros espíritus, lenguas y todo.

Los reformadores siempre se están dividiendo y reformando hasta que haya casi tantas iglesias Reformadas como miembros Reformadores. Y ellos se sienten orgullosos de eso. Para ellos es un chiste – no tienen conocimiento de Cristo o respeto por la unidad de Su Cuerpo. Búrlense de Dios, ustedes calvinistas, ¿quieren? Y sus historias muestran cuán dolorosamente sufren ustedes las consecuencias de su orgullo y divisionismo.

“Yo soy de Lutero, yo de Calvino, yo de Menno Simons, yo de José Smith, yo de Jacob Huter, yo de William Branham; yo pertenezco a la Iglesia de Dios, yo pertenezco a la Iglesia de Cristo, yo pertenezco a los Discípulos de Cristo…” y nadie adora al Señor Jesucristo en espíritu y en verdad.

¿Enfatizan las denominaciones la verdad en forma santa por voluntad de Dios? Yo digo que ellos enfatizan la rebelión contra Aquél que ellos profesan amar, adorar y servir. Ellos son totalmente contrarios a Dios.

2 Corintios 6:14-18 RVG
(14) No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?
(15) ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo?
(16) ¿Y qué concierto tiene el templo de Dios con los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos; y seré su Dios, y ellos serán Mi pueblo.
(17) Por lo cual salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y Yo os recibiré,
(18) y seré Padre a vosotros, y vosotros Me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso.

“El que tiene Mis mandamientos, y los guarda, éste es el que Me ama; y el que Me ama, será amado por Mi Padre, y Yo le amaré, y Me manifestaré a él.” (Juan 14:21 RVG)

“Respondió Jesús y le dijo: Si alguno Me ama, Mis palabras guardará; y Mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos con él morada.” (Juan 14:23 RVG)

Lea La Iglesia, Cristianismo Falso y Las Verdaderas Marcas de un Culto (Secta).

Considere la alternativa a creer que las denominaciones son legítimas: Si usted obedece a Dios en santidad y sale de las obras de los hombres de acuerdo con las Escrituras, usted verá a Dios y Él hará Su morada en usted.

 

DD Anterior

Todas las Doctrinas Diabólicas

Siguiente DD

 

Facebook Comments