Join the discussion; visit our...

 

English - Spanish

El Libro de Lucas Alterado

Un Cuento de Conversión en el Lecho de Muerte

Hemos demostrado cómo los hombres han falsificado o añadido ciertas partes en Mateo (vea The Book of Mathew Corrupted). Ahora demostraremos cómo el Libro de Lucas ha sufrido las maquinaciones de los hombres quienes sutilmente persuaden a sus seguidores para que crean en fábulas que engañan y esclavizan.

¿Por qué harían ellos eso en vez de proclamar la verdad de Dios, la cual hace libres a sus hermanos? Es porque ellos desean tener la preeminencia que le pertenece a Dios sobre las vidas de los demás. Ellos quieren gobernar sobre los hombres, en vez de dejar que Dios gobierne en los hombres.

Aparte de exponer como fraudulenta la historia del rico y Lázaro en el Evangelio de Lucas (vea The Rich Man and Lazarus – A Pagan Parable), hemos encontrado que hay otro pasaje cuestionable, y es el de la conversión del ladrón en la cruz:

Lucas 23:39-43 RVG
(39) Y uno de los malhechores que estaban colgados le injuriaba, diciendo: Si tú eres el Cristo, sálvate a Ti Mismo y a nosotros.
(40) Y respondiendo el otro, le reprendió, diciendo: ¿No temes tú a Dios, aun estando en la misma condenación?
(41) Y nosotros, a la verdad, justamente padecemos; porque recibimos lo que merecieron nuestros hechos; mas Éste ningún mal hizo.
(42) Y dijo a Jesús: Señor, acuérdate de mí cuando vengas en Tu Reino.
(43) Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo: Hoy estarás Conmigo en el Paraíso.

Lucas reporta que uno de los ladrones creyó en el Señor y fue salvo. Sin embargo, eso no es lo que encontramos en Mateo y Marcos. Un amigo por internet, Walter Lane, escribió:

Mateo 27:37-45; Lucas 23:38-44; Marcos 15:31-32

Todo esto de la conversión en el lecho de muerte parece venir del relato de Lucas pero me parece que Mateo y Marcos enseñan que los dos ladrones maldijeron a Jesús. ¿Estoy interpretando estas Escrituras correctamente?

Las versiones de Mateo y Marcos sobre este incidente:

Mateo 27:37-44 RVG
(37) Y pusieron sobre Su cabeza Su causa escrita: ÉSTE ES JESÚS EL REY DE LOS JUDÍOS.
(38) Entonces fueron crucificados con Él, dos ladrones, uno a la derecha, y otro a la izquierda.
(39) Y los que pasaban Le injuriaban, meneando sus cabezas,
(40) y diciendo: Tú que derribas el templo, y en tres días lo reedificas, sálvate a Ti Mismo. Si eres el Hijo de Dios, desciende de la cruz.
(41) De esta manera también los príncipes de los sacerdotes, escarneciéndole con los escribas y los ancianos, decían:
(42) A otros salvó; a Sí Mismo no se puede salvar. Si es el Rey de Israel, descienda ahora de la cruz, y creeremos en Él.
(43) Confió en Dios; líbrele ahora si Le quiere, porque ha dicho: Yo soy el Hijo de Dios.
(44) Los ladrones que estaban crucificados con Él, también Le injuriaban.

Marcos 15:31-32 RVG
(31) De esta manera también los príncipes de los sacerdotes escarneciendo, decían unos a otros, con los escribas: A otros salvó, a Sí Mismo no se puede salvar.
(32) El Cristo, el Rey de Israel, descienda ahora de la cruz, para que veamos y creamos. También los que estaban crucificados con Él le injuriaban.

Nosotros decimos: “Sí, Walter, estás leyendo e interpretando las Escrituras correctamente,” aunque muchos estudiantes y predicadores de la Biblia difieren con nosotros, asegurando que la Biblia no puede contener errores, de modo que tiene que haber una explicación lógica para la discrepancia.

Hay quienes enseñan que había cuatro hombres crucificados con el Señor, dos ladrones y dos malhechores, y que uno de estos hombres creyó, mientras que tres insultaban al Señor. Aquí se encuentra esa explicación:

The Four Crucified with Christ

Se supone que este es un recuento de la aparente contradicción entre Lucas y Mateo y Marcos. Nosotros no estamos de acuerdo, y hay cosas que se pueden decir para contrarrestar esa teoría, especialmente el hecho de que en ninguno de los Evangelios hay una clara indicación de que hubiera cuatro criminales crucificados, sino que cada Evangelio nos deja con la impresión de que solamente dos fueron ejecutados.

Otra explicación de la diferencia, por parte de un hombre, nada menos que el famoso predicador inglés, Juan Wesley:

Y uno de los malhechores le injuriaba – San Mateo dice, los ladrones: San Marcos, los que fueron crucificados con él, le injuriaban. Por lo tanto, o San Mateo y Marcos usan plural en vez de singular (como a veces lo hacen los mejores autores) o ambos lo injuriaban al principio, hasta que uno de ellos sintió el abrumador poder de la gracia salvadora.

Entonces Juan Wesley primero supone que la discrepancia fue posible debido a una técnica literaria por Mateo y Marcos. Nosotros no creemos eso. Eso es especulación, y aunque su sugerencia es una posibilidad, no es algo definitivo. Eso es inaceptable. Y ciertamente no es revelación. No tenemos testimonio en nuestros espíritus.

El Sr. Wesley entonces presenta otra posibilidad – que un ladrón podría haberlo injuriado al principio, pero que luego él vio la luz y creyó, y se arrepintió. Aunque cualquier cosa es posible, nosotros no aceptamos esa explicación por varias razones:

Una, no tenemos testimonio de eso en nuestro espíritu;

Dos, Dios no nos manda a especular o razonar las cosas para probar si son verdaderas o falsas. Se nos manda a verificarlas por dos o tres testigos:

“Mas si no te oyere, toma aún contigo uno o dos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra.” (Mateo 18:16 RVG)

“Ésta es la tercera vez que voy a vosotros. Por boca de dos o de tres testigos toda palabra será establecida.” (2 Corintios 13:1 RVG)

“Contra un anciano no recibas acusación sino ante dos o tres testigos.” (1 Timoteo 5:19 RVG)

“El que menospreciare la Ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere sin ninguna misericordia.” (Hebreos 10:28 RVG)

En ninguna parte de la Biblia hay otro ejemplo de la conversión de una persona malvada en el último minuto; tampoco hay un estatuto, testimonio, juicio, ley, precepto, mandamiento o principio en las Escrituras que defienda tal doctrina. Por lo tanto, no tenemos otro testimonio sino el de Lucas, lo cual no es suficientemente bueno.

Tres, las Escrituras declaran esta verdad:

“El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es sucio, ensúciese todavía; y el que es justo, sea justo todavía; y el que es santo, santifíquese todavía.” (Apocalipsis 22:11 RVG)

Este hombre era un criminal endurecido, un ladrón, un malhechor, dice la Biblia, digno de muerte. El hombre no cambia repentinamente; él generalmente muere igual que como vivió. A mí me tomó años llegar a creer. Sea personalmente o en las Escrituras o por cualquier otra fuente de información, no conozco a nadie que haya cambiado de blanco a negro en horas, días, semanas, ni siquiera meses.

Cuatro, hay una confusión en la declaración del Señor allí. ¿Por qué diría Él que el ladrón estaría con Él en el Paraíso ese día, si el Señor estaba por pasar tres días y tres noches en el infierno y la muerte? ¿Tal vez no lo dijo en el sentido literal de ese día? ¿Podremos decir eso? Es algo vago, ¿no es cierto?

A menos que se indique otra cosa (y no es así), lo tomaré por la letra. Por la letra, Él no lo dijo. Sabemos que las Escrituras testifican que Él estaría en el vientre de la tierra por tres días y tres noches. Además, Él sabía que iba a estar allí durante ese tiempo.

Están los que son como los Testigos de Jehová, los Adventistas del Séptimo Día y la Iglesia de Dios Mundial quienes sugieren que se mueva la coma en la declaración (el manuscrito original no tenía reglas de puntuación – los traductores la insertaron mucho tiempo después). En vez de poner una coma después de “digo” y antes de “Hoy,” de esta manera:

“Y Jesús le dijo: De cierto te digo, Hoy estarás Conmigo en el Paraíso” (Lucas 23:43 RVG)

Ellos sugieren que se ponga de esta manera: “Y Jesús le dijo: De cierto te digo hoy, Estarás Conmigo en el Paraíso” (Lucas 23:43 RVG)

Esto le quita el énfasis al tiempo para cuándo el ladrón estaría con el Señor en el Paraíso, y lo pone sobre el simple hecho de que el Señor estaba haciendo una declaración en ese día. ¡Una coma movida delante de una palabra - qué diferencia en la doctrina!

Pero nosotros no aceptamos ese argumento tampoco. La doctrina de los Adventistas del Séptimo Día es que cuando la gente muere (incluyendo los creyentes), ellos “duermen” o quedan totalmente inconscientes. Nosotros refutamos ese argumento (vea Doctrina Diabólica: “El Sueño del Alma” (Los Muertos en Cristo Están Inconscientes)).

Nuestro punto sobre esta historia, sin embargo, es que hay confusión, y no hay testigos que la respalden.

De acuerdo con la Palabra de Dios, si Lucas dice una cosas sin apoyo en otro lugar, y eso es contradicho por dos testigos, en este caso Mateo y Marcos, debemos rechazar el relato y aceptar el reporte que tenga más de un testigo. Concluimos entonces que no hubo ningún ladrón convertido, aunque la historia suene tan maravillosa.

Así como alguien se trastocó el registro de Lucas insertando la falsa parábola de Lázaro y el rico, así alguien (posiblemente la misma persona o personas) insertó la historia del ladrón arrepentido. Para mayor información, lea Doctrina Diabólica: Conversiones a Cristo en el Lecho de Muerte.

IMPORTANTE: Debemos recordarle solemnemente a usted que aunque haya pasajes espurios en las Escrituras, esos son pocos y muy dispersos. Además, hay muchas aparentes inconsistencias en las Escrituras las cuales tienen explicaciones válidas (no racionalizaciones, sino verdaderas y sanas explicaciones Bíblicas.) Nuestra única seguridad de entendimiento y discernimiento entre lo verdadero y lo falso es nada menos que el Señor Jesucristo, por Cuyo Espíritu se nos da saber la Verdad que es Él.

Víctor Hafichuk
Paul Cohen

The Rich Man and Lazarus - A Pagan Parable

Si Satanás puede sembrar cizaña entre los hijos de Dios para probarlos, ¿por qué no una falsa historia en la Palabra de Dios para hacer lo mismo? Aquí tienen tal historia, identificada por lo que es por naturaleza y el fruto que produce.

Traducido al español por Edwin Romero
Translated into Spanish by Edwin Romero

Haga clic AQUÍ para ver todos los artículos disponibles en español.

 

 

How We View and Use the Scriptures

Copying & Linking

We Want You to Know...

 How One Is Saved

Mundane Matters of Importance

 

Site Search:

 

 

Authors: Victor Hafichuk & Paul Cohen

 

© The Path of Truth - 2016